En primera persona desde Tel Aviv: “Cayeron 130 misiles en 10 minutos”



TEL AVIV.- La ciudad de Tel Aviv y sus alrededores vivieron una de las noches más largas y angustiantes de los últimos 10 años, cuando alrededor de 400 misiles fueron disparados desde Gaza hacia la zona del centro de Israel. En lo que va de la escalada, que comenzó el lunes por la tarde, Hamas y la Jihad Islámica lanzaron más de 1000 misiles, pero 200 de ellos cayeron por error en su propio territorio, que ya cuenta con 53 muertos. El saldo en Israel al momento es de seis muertos, dos en las últimas horas -un adulto y una adolescente- de la ciudad de Lod.

Cerca de las 9 de la noche cayeron 130 misiles en 10 minutos y luego siguió toda la noche. incluso, mientras charlaba con el programa Mesa Chica, volvió a sonar la sirena y otra vez a refugiarme debajo de la escalera del edificio. Eran las 5.30 de la mañana y, en tan solo una hora y media, había sonado la alarma cuatro veces.

La Jihad Islámica amenazó con “convertir a Tel Aviv en cenizas” a las 21 horas y, nuevamente, cumplió con su promesa, incluso unos minutos antes del horario anunciado. Lanzaron los misiles dejando a su paso imágenes estremecedoras: una lluvia de misiles en el cielo y un sinfín de explosiones, un colectivo incendiado en Holón y mujeres refugiadas con niños y bebés.

Los bomberos israelíes revisan un autobús quemado en la ciudad israelí de Holon, cerca de Tel AvivAHMAD GHARABLI – AFP

El centro de la ciudad tuvo pocas horas de calma: cerca de las 3 de la madrugada volvió a sonar la sirena, junto con varias detonaciones. De nuevo, un minuto y medio -el tiempo que demora el misil en llegar a Tel Aviv desde Gaza y ser interceptado por la Cúpula de Hierro- para buscar refugio, esperar allí que termine de sonar la sirena, unos minutos más extra por las dudas, y a volver a dormir, hasta que todo vuelva a empezar. La misma situación se repitió a las 3.15, a las 3.30 y a las 3.40 en toda la zona centro del país.

Al lanzamiento de proyectiles, se sumaron incidentes en zonas árabes como Yaffo o Lod -donde ya se declaró estado de emergencia-, por disturbios, enfrentamientos, destrozos en sinagogas y comercios, e incendios que dejaron a su paso heridos y una sociedad aún más fragmentada.

En menos de tres días, hubo más de 1000 cohetes disparados desde Gaza hacia Israel

La ciudad amaneció hoy conmocionada, silenciosa, con muchos locales cerrados, poca gente en la calle, apenas algunos colectivos y taxis, lo que conforma una postal muy diferente a la habitual. Entre los ciudadanos circula, además, una alerta extraoficial para pedir que todos estén en sus casas entre las 16 y las 19 horas por presuntos ataques.

Una imagen de esta mañana en Tel Aviv, con menos movimiento de lo habitualMichelle Wigdorovitz

Este rango horario coincide con una nueva reunión del comité de seguridad, que tendrá lugar a las 17 (hora local) para evaluar cómo continuar con la escalada, aunque trascendidos informan que se aprobaría la expansión de la operación, tal como anunciaron en declaraciones públicas el primer ministro Benjamín Netanyahu y el ministro de Defensa Benny Gantz. Mientras tanto, las autoridades refuerzan el pedido para que la gente se quede en sus casas el mayor tiempo posible y acuda a los refugios en caso de ser necesario.

La calma y la alegría que solían colmar la ciudad, ya liberada del coronavirus, con sus bares, playas y boliches llenos se tiñó de preocupación, angustia e incertidumbre. Los chicos ya no pueden ir a clases, y en su lugar, tienen que ir a refugios antiaéreos. La seguridad que caracterizaba a sus calles, con los ojos de los ciudadanos mirando hacia adelante, hoy miran hacia el cielo, buscando rastros de misiles, en una situación cuyo final está lejos de vislumbrarse.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *