En 2019 subió casi 5% la exportación de harina de trigo y aportó US$300 millones



Las ventas al exterior subieron casi 5%

La exportación de harina de trigo creció un 4,7% en el último año en volumen y representó en valor casi US$300 millones, según datos de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM).

De lo vendido al exterior, el 95% fue para Brasil y Bolivia. “El total de toneladas exportadas fue de 850.000 en el año molinero (diciembre 2018- noviembre 2019). De eso, a Brasil se enviaron 415.000 toneladas de trigo en harina mientras que a Bolivia se exportaron 395.000”, señaló Diego Cifarelli, presidente de la FAIM.

Por la carga tributaria, según los industriales del sector hoy están muy volcados a la exportación a los países vecinos. Si bien la Argentina exporta algo de harina hacia América Central y a naciones africanas, como se mencionó por el impacto de la presión impositiva los principales destinos son Brasil y Bolivia.

“En la medida que no podamos recuperar los impuestos que tenemos en cada tonelada, es muy difícil escaparse de comercializarla solamente con los países vecinos. Con un 12,7% de carga (por tributos en la fabricación del producto que va a salir del país, como tasas viales, ingresos brutos e IVA en el flete, entre otros) más la retención del 9%, somos casi un 22% más caros que otros países competidores”, indicó el ejecutivo de la industria molinera.

“Con este formato nos tenemos que conformar con exportar a los países limítrofes. En la medida que tengamos más competitividad por mayores reintegros o por menores retenciones, lo haremos a Centroamérica y al continente africano y África subsahariana en especial”, agregó.

El volumen exportado en el último año molinero no fue récord. En rigor, el registro más alto hasta el momento se dio en 2011 con 1,130 millones de toneladas. Pese a ese tonelaje registrado en el segundo mandato de Cristina Kirchner, el exsecretario de Comercio Guillermo Moreno supo acotar la exportación de harina a 300 mil toneladas.

La industria molinera tiene planes para seguir creciendo en el mundo. “Nuestro objetivo es poder exportar 2 millones de toneladas, pero para que eso se pueda cumplir debemos tener retenciones acordes y, fundamentalmente, el reintegro de impuesto lógico. Hoy tenemos un reintegro de 0,75% cuando exportamos 12,7% de impuestos en cada tonelada de harina”, afirmó el presidente de la FAIM. Además, sostuvo que la Argentina podría ser el principal exportador mundial de harina de trigo el año que viene, “hoy somos terceros”.

En diciembre pasado, Brasil impuso licencias no automáticas para la importación de harina. Por el momento la medida no afectó a la industria local.

“Ellos tienen un mercado de 11 millones de toneladas y nosotros estamos mandando 400 mil, eso representa el 3,5% de lo que Brasil consume. No creo que estemos molestando a nadie porque muchos negocios se hacen con molinos brasileños”, sostuvo.





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *