El presupuesto 2021 y la negociación con el FMI, bajo la lupa de los mercados



La Argentina empieza un camino hacia la “nueva normalidad” y, con ello, hay mayores desafíos; ya resuelto el conflicto referido a la reestructuración de la deuda con acreedores privados, se espera que el Gobierno ofrezca señales claras de un plan económico

La Argentina comienza a transitar su camino hacia una “nueva normalidad”. Y surgen mayores desafíos para el Gobierno. Despejado el terreno de la deuda, ahora se buscarán señales en el proyecto de ley de Presupuesto 2021 y en la negociación con el FMI. Mientras tanto, se espera que el mercado de nuevos bonos gane profundidad. En lo externo, la volatilidad pone en vilo el rally alcista de los últimos meses, con las elecciones en Estados Unidos como un tema a mirar.

La nueva normalidad de los bonos locales

El mercado de deuda local busca nuevas referencias. Se logró reestructurar con éxito unos US$66.000 millones de bonos bajo ley extranjera y unos US$41.000 millones de legislación local. Todo, dentro de una estructura más simple: se pasó de más de 50 instrumentos diferentes en dólares a unos 11 nuevos bonos. La tasa promedio de la nueva estructura pasó del 6/7% anual a niveles de 4/5% entre 2028-2045 y, antes de esos años, a ser creciente desde prácticamente 0% a 4%. Y el perfil de vencimientos se modificó, al eliminar básicamente los pagos hasta 2025.

Ahora, la atención está en la negociación de estos nuevos bonos en el mercado y su rendimiento. La semana que pasó fue la primera en la que hubo operaciones, aunque de forma limitada. Por un lado, porque no estaban los bonos acreditados en su totalidad; y por el otro, porque por el “parking” a nivel local solo se operaron contra pesos. Se espera que el mercado vaya ganando profundidad. Las primeras referencias reflejaron una curva de ley externa y nacional con tires de entre 11,2 y 12,3%.

Misión: conseguir financiamiento

En la semana que pasó se hizo la primera licitación de bonos del Tesoro del mes. Las próximas serán el 16 y el 28 próximos. Sus resultados serán señales relevante para el mercado. El total de VN superó los $93.800 millones, con un roll over de los vencimientos de más del 120%, a tasas para las letras de entre 34/35% para plazos a enero y a febrero. La necesidad de mantener el interés en la curva en pesos, y en especial de ir logrando extender los plazos de las colocaciones, es clave para bajar la presión sobre el Banco Central. También es clave como señal de cómo viene la reconstrucción de la confianza.

De hecho, para “tranquilizar” la economía en términos inflacionarios deberá mantenerse creciente un financiamiento “más genuino”. Otro dato relevante de corto plazo para las expectativas será la presentación del proyecto de Presupuesto. El objetivo es interpretar cuál es programa de política económica pospandemia. Se adelantó que se espera bajar el déficit fiscal a 4,5%, desde el 6,5/7% del PBI estimado para este 2020. El punto será cómo se logrará eso.

Elecciones en Estados Unidos y el foco en los “estados péndulo”

Noviembre está a la vuelta de la esquina, y las elecciones presidenciales en Estados Unidos se presentan como un evento claro y clave para el comportamiento de corto plazo del mercado. Esto puede verse reflejado en los futuros vinculados al índice de volatilidad (VIX) que, para octubre, suben por encima de los 33 puntos. El sentimiento que por ahora parece prevalecer, de un triunfo del demócrata, pesaría más sobre las cotizaciones que una continuidad del republicano.

De hecho, hoy el dato más concreto es el seguimiento de las encuestas que dan como favorito a Biden, con un promedio de 7,5 puntos por sobre Trump. Una diferencia que, si bien se ajustó desde los 9-10 puntos de fines de junio, se mantiene en los últimos meses arriba de los 5/6 de abril y mayo. Igual, hay que recordar que Hillary Clinton le llevaba 10 puntos al actual presidente en las encuestas previas en las últimas elecciones. Ahí, la gran sorpresa fueron los llamados “estados péndulos”. Hay más de una docena, e incluyen a Iowa, Nevada, Carolina del Norte, e incluso a Florida.

Con la atención puesta en el sector tecnológico

El sector tecnológico impulsó la recuperación del mercado americano desde los mínimos de marzo que se alcanzaron por la pandemia. Desde esos momentos, el Nasdaq subió más de 50%, pero en las últimas ruedas una corrección encendió una luz amarilla. Puntualmente, desde los máximos recientes cayó un 10%, dentro de un marco creciente de volatilidad y selectividad, generando recuerdos y comparaciones (forzadas) con el estallido de las punto.com en 2000.

Pero ahora el escenario es diferente. Por empezar, los fundamentals detrás de la mayoría de estas compañías son distintos, y mucho más sólidos. Esto igual no evitará que entre el comportamiento de los contagios, la lectura de cada indicador de actividad como reflejo del camino de la recuperación y cuestiones de política mantengan presionada la volatilidad al alza. En especial, en los niveles hoy alcanzados. En cuanto a datos, la semana entrante habrá una nueva reunión de la Fed, aunque se espera que Jerome Powell, su director, mantenga su posición de una política ultra flexible, para apoyar a la economía.

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2