El Gobierno anunciará el lunes una rebaja y congelamiento de precios de los medicamentos



Alberto Fernández y Ginés González García

El Gobierno anunciará el lunes por la tarde una rebaja en el precio de los medicamentos que sería de entre el 8 y el 9% y un congelamiento de al menos dos o tres meses. El ministro de Salud, Ginés González García, ya convocó a los laboratorios nacionales y extranjeros para ese día a las 16, momento en que se hará el anuncio, confirmaron a LA NACION fuentes oficiales y de la industria. De esa forma, se convertiría en el primer acuerdo de precios que lograría cerrar la administración Fernández, que también busca lo mismo con los supermercados y los productores de alimentos, negociaciones que conduce el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

“Nos dijeron que para ese entonces debemos tener cerrada una propuesta”, afirmaron en un laboratorio. Ahora se espera que sigan las negociaciones hasta último momento, que hoy giran en torno de los plazos (el Gobierno quiere un congelamiento por más tiempo, por seis meses) y el punto de partida de los precios, que en principio serían los publicados en el manual farmacéutico al 31 de octubre pasado, como quiere el ministro, aunque en la industria pretenden que sea el 6 de este mes. “Estamos hablando prácticamente de lo mismo si tomamos en cuenta los aumentos de noviembre”, interpretaron fuentes oficiales, que agregaron que hay buena predisposición del sector, “en parte porque en los últimos dos meses los laboratorios aumentaron los precios por encima de la inflación para cubrirse de un eventual congelamiento”. Consultados en el Gobierno si esto no es lo que efectivamente sucederá, evitan la palabra “congelamiento” y prefieren hablar de “un tiempo de paz” sin aumentos, que se extendería hasta fines de febrero o marzo.

En un laboratorio nacional dijeron hoy que la convocatoria incluirá una reunión previa con el ministro en la que se definirán los detalles. “La última palabra la tiene Ginés, ahí veremos”, graficaron. En tanto, en otra compañía admitieron que el acuerdo podría salir más al gusto del Gobierno que del sector. “Vamos a tener que ceder un poquito más de lo que queremos”, reconocieron.

Fuertemente enfrentados con el gobierno de Macri, los laboratorios saludaron la llegada de Alberto Fernández y de González García. “Es el mejor ministro de Salud que conocí; va a reactivar la industria con el relanzamiento del plan Remediar, que impulsó a los laboratorios más chicos, significó en su momento medicamentos a precios más bajos y accesibles en todas las salitas del país”, estimaron en una empresa local. “El gordo [por González García] es un tipo con sustancia, no es Lopetegui [por el exvicejefe de Gabinete del macrismo]. Le gusta la industria nacional, no tiene problemas con los laboratorios extranjeros, pero también nos clavó la ley de genéricos. No anda con vueltas”, agregaron.

Pese a la buena imagen del ministro, la propuesta oficial cayó como un balde de agua fría entre los popes de la industria farmacéutica, que si bien esperaban medidas en este sentido no las imaginaban tan “agresivas”, tal como las definieron en un laboratorio ante la consulta de LA NACION.

Luego de la fuerte devaluación posterior a las PASO del 11 de agosto, el incremento de los precios de los medicamentos se aceleró, proceso que se extendió durante septiembre, octubre y noviembre, alimentado además de por la inflación y la suba del dólar, por las versiones de que el gobierno kirchnerista decidiría un congelamiento. Al igual que con el precio de los alimentos, las empresas buscaron hacerse de un “colchón” que ahora el gobierno de Fernández busca retrotraer. Según una fuente de la industria, entre septiembre pasado y septiembre de 2018 los precios habían aumentado en promedio 84% mientras que antes de las PASO ese incremento venía a un ritmo de 60% interanual en promedio.

La otra esperanza del sector es que el nuevo ministro destrabe el desarrollo local de los biosimilares, medicamentos biológicos equivalentes en calidad, eficacia y seguridad a un biológico original que actúa como remedio de referencia. Una suerte de genérico hecho a partir de técnicas biotecnológicas en lugar de químicas.

“En el país hay varios proyectos, pero casi todos estaban parados sujetos a la aprobación del Estado. Si eso se agiliza van a bajar los precios entre 15 y 20% respecto de los productos que entran importados”, dijeron en un laboratorio de capitales nacionales.

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2