El FMI dijo que la fecha de Guzmán para cerrar un acuerdo es “ambiciosa”



Fuente: Archivo – Crédito: Michael Spilotro / IMF

WASHINGTON.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) le puso paños fríos a la posibilidad de cerrar un acuerdo con la Argentina antes de mayo al indicar que era una fecha “ambiciosa”, y dejó entrever diferencias con el gobierno de Alberto Fernández por la inflación.

“Nuestros equipos están trabajando intensamente para atender la necesidad de poder llegar a la fecha de mayo, entonces yo no lo veo inviable, pero es una fecha ambiciosa”, dijo Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo, en una conferencia de prensa en Washington.

Werner evitó ofrecer detalles de las negociaciones entre el staff del organismo y el equipo económico que encabeza el ministro de Economía, Martín Guzmán, pero dijo que se debe “trabajar de una manera muy intensa para lograr los acuerdos que puedan formar la base de un programa” que reciba el respaldo del board.

Werner, el único funcionario que participó del diseño del acuerdo stand-by cerrado entre el gobierno de Mauricio Macri y el Fondo que todavía sigue involucrado con la Argentina, evitó también ahondar en las razones detrás del aumento de la inflación durante los últimos meses, pero ofreció un contrapunto respecto del gobierno de Alberto Fernández al indicar que “lo más importante” es atacar la suba de precios con la política fiscal y la política monetaria. El Gobierno se ha recostado en los controles de precios y las retenciones, y Fernández también acusó a la “especulación” empresaria por las subas de los precios de los alimentos.

“Vemos muchos factores que han influido sobre este fenómeno y claramente es importante que se tenga un programa integral de políticas públicas que logre balancear el restablecimiento y la normalización de las variables fiscales, financieras, y de precios, y por otro lado seguir apoyando la incipiente recuperación que estamos viendo en la economía argentina después de los efectos tan devastadores de la pandemia”, indicó Werner.

“La opinión del staff del Fondo ha sido que obviamente el punto más importante para ir revirtiendo esta tendencia al alza en el proceso inflacionario son políticas fiscales y monetarias que tengan un marco de referencia de mediano plazo que conduzcan a la estabilización del proceso de crecimiento de los precios y no tanto el operar directamente sobre algunos precios por más importantes que sean”, completó.

América latina

El FMI insistió además en que la lucha contra la inflación debe librarse a través de la política fiscal y la política monetaria del Banco Central, ofreciendo un contrapunto con la visión del gobierno de Alberto Fernández, que ató la suba de precios a maniobras especulativas de empresarios.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que América latina terminará de recuperarse de la pandemia del coronavirus recién en 2023, y el ingreso per cápita lo hará en 2025, más tarde que otras regiones del mundo que lograron implementar estímulos fiscales más agresivos para acolchonar sus economías. El Fondo dijo que la región ya comenzó a recuperarse e incluso a un ritmo más rápido del esperado, pero recomendó a los gobiernos mantener los programas apoyos, sobre todo a los más pobres.

“Los países que cuentan con margen en sus presupuestos para gastar más deben seguir brindando apoyo a sus economías y focalizarlo mejor, lo cual sin duda acelerará la recuperación. Los países con capacidad limitada de gasto deben priorizar el respaldo a la salud y los hogares”, indicó el Fondo en su Panorama Económico Regional de América latina.

La Argentina crecerá este año un 4,5%, por debajo de Perú, Chile y Colombia, pero arriba de Brasil y México. El Fondo prevé que la economía se desacelere en 2022 y crezca un 2,7%, una recuperación anémica luego del desplome de dos dígitos que dejó 2020, similar al que ocurrió luego de la caída de la convertibilidad.

La recuperación tendrá importantes diferencias entre los países. El Fondo recortó la previsión para la Argentina, pero elevó la de Brasil, México, Chile, Colombia y Perú. La previsión para la región del Caribe también fue recortada a la baja, del 4% al 2,4 por ciento, dado que la reanudación de las actividades de viajes y turismo, vitales para la región, ha tardado mucho más de lo previsto.

Fuente: Reuters

El Fondo dijo que tras la fuerte contracción en el segundo trimestre del año pasado, la veloz recuperación en el tercer trimestre superó las expectativas en algunas de las economías más grandes, como Brasil, Perú y Argentina.

“La crisis ha repercutido desproporcionadamente en el empleo, y las pérdidas se han concentrado sobre todo en las mujeres, los jóvenes y los trabajadores informales y menos cualificados, y los indicadores sociales están dando cuenta de ello”, indicó el informe, elaborado por el director del Departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, junto a los economistas Anna Ivanova y Takuji Komatsuzaki.

“Los costos sociales y humanos de la pandemia han sido enormes, y hacen que se cierna una gran sombra este pronóstico. Se estima que más de 17 millones de personas han entrado en una situación de pobreza. El empleo permanece por debajo de los niveles previos a la crisis y es probable que la desigualdad haya aumentado en la mayoría de los países. Más de 18 millones de personas han sido infectadas, y la cifra de muertos asciende a medio millón”, reflejó el organismo.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *