Edesur: “Sin tarifa, sin subsidio y sin reglas no se pueden hacer milagros”



Por el congelamiento de tarifas y las restricciones impuestas por la pandemia, la distribuidora eléctrica Edesur reportó en su balance trimestral pérdidas acumuladas a septiembre por $3509 millones

Por el congelamiento de tarifas y las restricciones impuestas por la cuarentena, la distribuidora eléctrica Edesur reportó en su balance trimestral pérdidas acumuladas a septiembre por $3509 millones, una diferencia sustancial en comparación con las ganancias de $14.914 millones que tuvo en el mismo periodo de 2019.

“El sector eléctrico se encuentra en una situación crítica y necesita con urgencia soluciones regulatorias que permitan sostener un servicio esencial en periodo de pandemia. Sin tarifa, sin subsidio y sin reglas no se pueden hacer milagros”, dijo Nicola Melchiotti, country manager de Enel en la Argentina. Enel es la principal accionista de la distribuidora de la zona Sur del AMBA.

En detalle, los ingresos de la empresa registraron una disminución del 26% en los primeros nueve meses del año respecto de igual período de 2019, como “consecuencia del congelamiento tarifario vigente y varias medidas impuestas por DNU durante la pandemia”, según explicó Edesur en su informe.

En consecuencia, las inversiones cayeron 44% en la comparación interanual, de $11.053 millones en los primeros nueve meses de 2019 a $6216 millones este año. Además señaló que, si bien la duración promedio de los cortes de energía (SAIDI) tuvo una mejora del 26% respecto de igual período de 2019, “la cantidad de clientes registró un leve aumento, del orden del 0,6%, debido al crecimiento de los clientes de tarifa T1 (pequeñas demandas de uso residencial)”.

Actualmente, el promedio anual de corte por usuario es de 16 horas para el servicio de Edenor y de 19,20 horas para Edesur. Para comparar: mientras que en los años 90, cuando el sistema eléctrico tenía mayores inversiones, el promedio era de 10 horas, en el verano de 2013, el peor momento del servicio, el tiempo de corte saltó a 32,60 horas.

Sin embargo, el secretario de Energía, Darío Martínez, ya adelantó que los cortes de luz subirán en el verano porque habrá más consumo residencial por el confinamiento. En las empresas distribuidoras todavía son cautas en dar ese pronóstico, ya que señalan que también habrá menos demanda comercial e industrial por la menor actividad de los comercios y de la producción.

Las tarifas de luz no se actualizan desde marzo de 2019 y no lo harán hasta fin de año. La Secretaría de Energía ya anticipó que en 2020 habrá una actualización en línea con la inflación que proyecta el Gobierno en el presupuesto, en torno del 30%.

Según las empresas distribuidoras, en el AMBA las tarifas deberían aumentar entre 30% y 35% solo para recomponer el atraso de 60% (por la inflación acumulada) que tiene el segmento distribución, que representa alrededor del 16,5% de la factura total que paga un cliente. El resto está compuesto por generación (60%), impuestos (21,5%) y transporte (2%). Esto, sin embargo, no repercute en una baja de los subsidios que paga el Estado, porque para eso se debería actualizar también el valor que pagan los usuarios por la generación eléctrica, que hoy es casi la mitad del costo.

Otro tema que tendrá que resolver el secretario de Energía son las deudas que tienen las distribuidoras con Cammesa (la administradora del mercado eléctrico mayorista, empresa de capital mixto), que funciona como amortiguador entre las distribuidoras y las generadoras -Enel, Central Puerto, AES, Genneia, entre otras empresas.

Cammesa se encarga de comprar la electricidad a las generadoras y se la vende a las distribuidoras a mitad de precio. El resto es cubierto con transferencias fiscales, lo que implica que la factura de los clientes finales esté subsidiada en un 50%. Pero además, el Tesoro debe aportar dinero extra cuando las distribuidoras no le pagan el total facturado. En el acumulado a septiembre, las empresas tienen una deuda de $123.000 millones. En un sector dolarizado, esto se agrava a medida que se devalúa la moneda.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *