Economía amplió dos bonos, pero no despejó las dudas sobre su plan de financiamiento local



Ofreció 3 títulos y vendió solo 2; el que la banca usa para sacar renta de los encajes, el más pedido

El Gobierno concretó ayer, aunque solo de manera parcial, una nueva colocación de deuda en pesos más no logró despejar las dudas que desde hace 20 días se abrieron sobre su plan para refinanciar estos pasivos, tras la desconfianza que generó la reprogramación compulsiva del bono Dual.

En este sentido, la subasta no dejó signos alentadores de cara a la nueva convocatoria a inversores -prevista para mañana según el cronograma preliminar- dado que está planificada con un reto superior: cubrir buena parte de los más $60.000 millones que demandaría cubrir el pago el viernes del Bogato (A2M2), un título totalmente en manos de privados.

Por lo pronto, ayer su principal consigna era cubrir el vencimiento del Bocan 2020. Para lograrlo, el Ministerio de Economía ofreció reabrir tres instrumentos de deuda ya en circulación, pero sólo consiguió demanda por dos de ellos y debió declarar “desierta” la colocación del tercero: el Boncer 2021, que era el de mayor duración entre los que puso a disposición del mercado.

En concreto, ayer tomó del mercado un total de $35.438 millones, el 82% del total por $43.181 millones, que receptó en propuestas de compra: dos tercios de ese total ($23.115 millones) los captó mediante la reapertura del Bono del Tesoro (Bonte) 2020, un bono particularmente interesante para los bancos que están habilitados por el Banco Central (BCRA) para utilizarlo como especie para constituir su posición de encajes.

“Fue la estrella de la licitación, aunque no por la tasa que pagó, que será menos de la mitad de la inflación esperada este año, sino porque los bancos pueden integrarlo en encajes”, explicó Nery Persichini, de GMA Capital.

Ese atractivo hizo que el título se pueda vender a $1120,19 por lámina de 1000 nominales (y debió prorratearse al 91,29% su colocación, lo que habla del nivel de demanda que atrajo), lo que representa una tasa de interés nominal del 19% anual. “O sea, el dilema para los bancos era 19% anual en riesgo soberano o fondos en el BCRA que remuneran 0%”, dijo Persichini, señalando un detalle que dice mucho del resultado de la subasta.

Con la reapertura del Bonte 2020, título a vencer en noviembre, ahora hay $147.924 millones en circulación o, para mejor, decir, casi en su totalidad depositados en cuentas del BCRA para cumplir con las normas prudenciales.

“Como se esperaba, la demanda vino por el lado de los encajes, que no ‘juega’ con el circulante de cara al vencimiento del Bogato. Con lo que queda claro que el financiamiento en pesos voluntario sigue siendo esquivo para el Gobierno”, coincidió Gabriel Caamaño, de Estudio Ledesma, al evaluar el resultado de la licitación.

El resto de los fondos fueron capturados por la quinta reapertura de la Letra del Tesoro en pesos Badlar privada + 200 puntos básicos, con vencimiento al 28 de agosto de 2020, de la que Economía adjudicó un total de $12.323 millones. Se colocó a un “precio de $1010,94 por cada $1000, lo que representa una tasa nominal anual de 38,70%”, detalló en el comunicado, lo que supone un costo 85 puntos inferior al de su anterior reapertura.

Por último, debió declarar desierta la licitación del Boncer 1% . “El precio mínimo que se fijó para licitar por este instrumento implicaba un rendimiento de inflación menos un punto. Además, aquel que quisiera el bono lo podía comprar en el mercado secundario mucho más barato. Eso explica que no haya habido interés”, comentó a LA NACION un operador.

El Mercado local se sumó al rebote global

El índice S&P Merval, principal referencia de precios de la Bolsa porteña, arrancó marzo con un alza del 3,7% al capturar las revalorizaciones de hasta 13% (el caso de Pampa Energía) que lograron ayer las acciones de empresas argentinas que cotizan en Wall Street. Fue facilitado por la jornada alcista en la Bolsa de Nueva York, que venía de sufrir la semana pasada su peor debacle desde 2008, y logró cerrar ayer con una ganancia del 5% en promedio en sus principales índices. El vuelco del mercado estuvo vinculado con la expectativa de que los bancos centrales más importantes del mundo lancen acciones de apoyo a la economía en medio del impacto del coronavirus, acción que comenzará en unos días con un recorte de tasas por parte de la Reserva Federal de EE.UU. Los analistas calificaron a las subas de la víspera como un mero rebote técnico coyuntural.

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *