Dólar: la brecha abrió 2021 desafiando los intentos oficiales por controlarla



Los mercados iniciaron el año en baja, pero en la Argentina los precios de los dólares financieros estuvieron muy firmes, lo que volvió a acercar la brecha a niveles del 70% Fuente: LA NACION

Si hay que guiarse por lo que dejó la primera rueda de negocios del año habrá que concluir que el Gobierno corre el riesgo de seguir liquidando muchos bonos para mantener la brecha cambiaria en retroceso tras el pico alcanzado a fin de octubre.

La otra opción es avanzar hacia definiciones políticas, fiscales y monetarias que tiendan a generar confianza, una posibilidad que aparece algo más lejana.

La sensación quedó tras los avances del 1,5 al 1,7% con que cerraron ayer los denominados dólares financieros, es decir, los precios de la divisa que surgen de operaciones con activos que tienen un objetivo cambiario (MEP y CCL), transacciones que se mantienen muy activas desde que, en los últimos meses, se trabó más y más el acceso al mercado cambiario oficial.

Avanzaron ayer de $140 y $140,26 a $142,32, un nivel de precios que supone para el MEP (usado para el cambio de divisas entre locales) su máximo en un mes y para el CCL (al que se apela más para girar al exterior) el mayor valor en 15 días.

La fortaleza que mostraron ambas cotizaciones en la jornada (habían arrancado subiendo más del 2% y aunque bajaron algo nunca recuperaron los niveles previos) llamó la atención de los operadores ya que rompió un patrón: desde que la intervención oficial -básicamente vía Anses- se hizo rutina en los dos últimos meses, comúnmente abrían en alza y comenzaban a perder fuerza luego hasta que la llegada de órdenes oficiales de venta de bonos los hacían marcar una cotización similar o menor a la de la jornada previa.

Pero esa retracción final hoy no sucedió, con lo que la brecha cambiaria (distancia que separa estos precios de la cotización del mayorista oficial) volvió a quedar cerca del 70% pese a que el Banco Central (BCRA) permitió un deslizamiento de 55 centavos (0,7%) del dólar mayorista, que cerró a $84,70 para la venta.

Incluso se esperaba que la versión lanzada en la última jornada de 2020 desde la Comisión Nacional de Valores (CNV) -sobre una nueva reducción o hasta posible eliminación de los plazos de tenencia de los bonos (algo conocido en la jerga financiera como parking y estipulado hoy en 2 días hábiles para la liquidación de activos comprados en pesos y luego vendidos en dólares)- ayudara a que estuvieran calmos y menos demandados.

Las subas llamaron también la atención porque llegaron en una jornada en la que el dólar frenó su escalada en el mercado paralelo, tras acumular una racha de 5 subas consecutivas y haber finalizado 2020 con un avance del 111 por ciento. La divisa en ese segmento de operaciones cerró ofrecida a $165 (94,8% de brecha con el oficial mayorista), luego de haber llegado a trepar hasta los $169 en el inicio de la jornada.

Todo se dio en un contexto financiero adverso que quedó a la vista por las caídas del 3 al 8% con la que abrió el año la mayoría de las acciones de empresas argentinas que cotizan en Wall Street y la tendencia bajista que volvieron a mostrar los bonos argentinos, lo que provocó que la tasa de riesgo país se amplíe de los 1372 hasta los 1400 puntos básicos (+2%), su mayor nivel en 25 días.

“Los activos domésticos iniciaron 2021 manteniendo una elevada correlación con el clima externo dado que sigue condicionando la incertidumbre política y económica mientras no aparezca una ‘hoja de ruta’ consensuada con el FMI que facilite además el acuerdo con ese organismo y el Club de París”, explicó el analista Gustavo Ber.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *