Dólar: bloquean por hasta un año el pago de importaciones de bienes “suntuarios”



Mediante un diferimiento en los pagos, el BCRA busca que disminuyan importaciones que juzga suntuarias por unos US$ 350 millones Fuente: Archivo

El anunciado objetivo oficial de recuperar reservas al parecer no se piensa lograr generando políticas que faciliten el arribo de dólares comerciales a la Argentina (a juzgar por la restricción aplicada a las exportaciones de maíz) sino tratando de achicar los que salen por vía de las importaciones.

Esa sensación se fortaleció hoy al disponer hoy el Banco Central (BCRA) lo que podrían denominarse medidas “anti Lamborghini”.

La norma afecta a “los bienes suntuarios que hayan sido embarcados en origen a partir del 7 de enero de 2021”, productos como automóviles y motos de alta gama; jets privados con valor superior al millón de dólares; embarcaciones de uso recreativo; bebidas como champagne, whisky, licores y demás espirituosas con un precio superior a 50 dólares el litro; caviar; perlas, diamantes y otras piedras preciosas, entre otros productos, según puntualizó la entidad en un comunicado.

Los productos alcanzados involucran un monto global mensual de “300 millones de dólares en el caso de bienes finales y de 25 millones de dólares en bienes suntuarios”.

Los mayores limitaciones a importaciones era una alternativa que los analistas anticipaban, en especial, una vez que el Gobierno replicó prohibiciones a algunas exportaciones ya aplicadas (con malos resultados finales) en la segunda mitad de las administraciones de Cristina Kirchner. Básicamente, dado el dinamismo que, con el fin de las restricciones a la actividad, volvían a mostrar las importaciones en un contexto de retroceso de las exportaciones argentinas.

La norma hoy dispuesta fija nuevas condiciones, más restrictivas, para que los importadores de este tipo de artículos accedan al ya muy restrictivo mercado de cambios oficial suntuarios lo que incluye unas 60/70 posiciones arancelarias de bienes finales.

El mecanismo apunta a desalentar este tipo de compras al exterior al disponer que su pago pueda realizarse “a partir de un año de despacho a plaza”. “Esto significa que importás ahora, lo sacás de Aduana y recién un año después accedés al mercado para pagar ese producto. mientras tanto tendrás que usar dólares propios en todo caso o el importador tendrá que conseguir ese financiamiento por un año”, explican desde la entidad.

Para evitar que recurran a canales alternativos de pago, como la compra de dólares por medio de arbitrar bonos o acciones, la norma establece que el importador tampoco podrá operar Contado con Liquidación (CCL) o dólar MEP. “Tienen que esperar ese año o pagar con financiamiento del exterior, el cual pueden repagar al año”, explican.

El diferimiento en los pagos afectará de aquí en más la importación de toda clase de vehículos de “alta gama” (autos, motos, etc), aviones o embarcaciones. “El acceso al mercado oficial para concretar el pago lo tendrán habilitado a un año de concretada la compra”, señalan.

Para otra lista muy selectiva de productos de bienes finales (que se conocerá en adelante) ese diferimiento se reduce a 90 días. “En estos casos se importa y desde que sale de Aduana tienen 90 días de espera para acceder al mercado oficial y comprar los dólares. Pero en ningún caso las empresas que importan pueden ir a buscar dólares financieros, porque si lo hacen no pueden volver al mercado oficial”, insisten.

La norma que se publicará, según adelantan, contendrá en sus anexos una lista de los bienes afectados por la nueva limitación “por posición arancelaria”.

Desde el BCRA aseguran que esa lista en su mayor parte está compuesta por productos que también se fabrican en Argentina (aguas, gaseosas, motos, línea blanca) aunque también incluye otras cosas que no. “Hay autos, motos, aviones, yates, whisky de 50 dólares, joyas, caviar. Además, en el caso de los suntuarios, son todos productos que en el mercado interno los importadores ya los venden a valor dólar” especifican.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *