Crisis. La economía cayó 7,4% en octubre



Fuente: LA NACION – Crédito: Fabián Marelli

En un mes marcado por el ensanchamiento de la brecha cambiaria, la economía comenzó a mostrar los anticipados signos de ralentización en su recuperación en el inicio del cuarto trimestre y se mantiene abajo de los niveles que reflejaba en 2019, un año de recesión.

El Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) del Indec cayó 7,4% interanual en el décimo mes del año, un dato peor a la retracción de septiembre (-6,3%), mientras que registró un avance mensual desestacionalizado de 1,9%, por debajo del 2,1% del mes previo. La economía acumula un 11,3% de caída en lo que va del año. Los analistas privados consideran que la caída en el año será similar a la de 2002 (10,9%).

A fines de octubre, el dólar blue terminó llegando a los $195, empujando hacia arriba las cotizaciones alternativas y la diferencia con el comercial. Esa incertidumbre y las expectativas de devaluación minaron con incertidumbre la actividad económica, una tensión en el tipo de cambio que el Gobierno logró calmar luego por lo menos en el corto plazo. A eso se sumó el impacto en la demanda por la caída de ingresos de los hogares tras la cuarentena obligatoria.

Sin embargo, algunos analistas privados consultados por LA NACION estimaron que el dato fue mejor al esperado por las propias proyecciones de los economistas.

Apenas conocido el dato, el Ministerio de Economía recalcó el crecimiento mensual desestacionalizado y marcó que “acumula seis meses consecutivos de crecimiento”. En el Palacio de Hacienda, que condice Martín Guzmán, agregaron: “Así supera el nivel de marzo y se ubica sólo 5,0% por debajo del nivel pre-covid (febrero) de la serie sin estacionalidad”.

Sólo la intermendiación financiera logró mostrar un crecimiento interanual entre los sectores (+9,4%). Todos los demás sectores cayeron frente al año pasado con un pico negativo pronunciado en el caso de Hoteles y restaurantes, que se desplomó 54,5% en doce meses.Economía marcó, no obstante, que todos los rubros mostraron una desaceleración en su caída. “Por otro lado, cayeron algunos sectores que habían crecido el mes anterior como Pesca (-25,8% interanual), Industria (-3,5%), Electricidad, Gas y Agua (-3,5%), Comercio (-0,7%) y Agropecuario (-0,3% interanual)”, completaron desde el Palacio de Hacienda.

La semana pasada, la dirección de Cuentas Nacionales del Indec informó que la economía argentina cayó 10,2% en el tercer trimestre. Sin embargo, ese trimestre había mostrado un rebote de 12,8% frente al segundo trimestre del año, el de mayor caída de la historia. Los analistas ya anticipaban entonces que el cuarto trimestre mostraría una desaceleración.

“No vamos a devaluar”, tuvo que salir a aclarar el 23 de octubre Guzmán en una entrevista radial cuando el dólar blue llegaba a $195. Entonces, el Ministerio de Economía ya trabaja para acortar la brecha, pero principalmente con el Contado con Liquidación (CCL) y el MEP a través de medidas para darle más volumen y ventas de instrumentos dolarizados de corto plazo. A eso, el ministro sumó otro diagnóstico vinculado al “ancla fiscal” y a la emisión monetaria de cara al futuro en medio de una negociación con el Fondo Monetarios Internacional (FMI). A comienzos del mes, el ministro ya había anunciado una baja temporal de retenciones y un diferencial de precios entre productores y exportadores para atraer liquidación de divisas.

La demanda también se vio afectada por la caída de ingresos. En el “Estudio sobre el impacto de la COVID-19 en los hogares del Gran Buenos Aires” publicado la semana pasada, el Indec estimó que el 49,3% de los hogares consultados tuvieron una reducción en su ingreso total durante agosto y octubre. Un 40,3% contaba con, al menos, un miembro con problemas laborales, sean de despido, suspensión o disminución de ingresos. Un 33,8% redujo el consumo de al menos un alimento (carne vacuna, otras carnes, verduras frescas o leche).

“Estos nuevos números, más corrección de la serie, mejoran la proyección de cierre 2020, ubicándose en torno al 10%. A su vez, mejoran las expectativas para 2021 por un mayor nivel de cierre”, indicaron en un breve repaso que hizo del dato la consultora Empiria.

“El dato de crecimiento mensual del EMAE de octubre fue algo mejor a lo esperado, ya que diferentes indicadores adelantados mostraban variaciones mixtas respecto a septiembre. Es el caso de la industria, las importaciones totales y de bienes de capital e indicadores de alta frecuencia como la demanda de energía eléctrica. No obstante, otros indicadores de peso como la recaudación de IVA e impuestos a los débitos y créditos habían mostrado mejoras mensuales”, afirmaron en la consultora que conduce Hernán Lacunza.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *