Crisis. Hay un promedio de 9 locales comerciales vacíos por cuadra en todo el país



El 15,6% de los locales comerciales del país cerraron, según un relevamiento Fuente: LA NACION

El cierre masivo de locales fue una de las consecuencias que dejó la cuarentena por el Covid-19. Los números de una encuesta de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) reflejan ese impacto: el 15,6% de los locales comerciales del país cerraron, y en cada cuadra hay un promedio de 9 locales vacíos.

Por otro lado, la tasa de mudanza registrada apenas llegó al 0,3%, es decir que la crisis fue tan profunda que los comercios ni siquiera pudieron trasladarse a zonas más baratas, como suele suceder en períodos recesivos.

Las cinco provincias más afectadas por los cierres fueron Chubut, con una tasa del 34%; Córdoba, con un 25,4% de cierres; Neuquén, con un 25,2%; Tierra del Fuego, con un 21,2% y Santa Cruz, con una tasa del 18,8%.

Así surge de un relevamiento realizado por la CAME entre el 1° y el 18 de diciembre en 39 ciudades de las 23 provincias del país y la ciudad de Buenos Aires. Con un equipo de 33 encuestadores, se relevaron 82.629 comercios en 1500 calles. De ellos, 12.843 estaban cerrados y vacíos. Las más perjudicadas fueron las galerías comerciales, donde la tasa de cierre alcanzó al 23%.

Otro dato que surge del informe es que, en el promedio país, cerraron 9 locales por cuadra y la Patagonia resultó ser la región más afectada, con un 22,7% de locales cerrados. En cambio, el noroeste argentino fue la zona menos perjudicada, con un 11,5%.

En el caso de las galerías comerciales, hay provincias como Chubut con el 77,6% de locales cerrados; La Pampa, con el 63,6%, y Formosa, con el 55%. En el otro extremo se ubican Salta, con solo el 9,1%, y Corrientes, con el 10,6%.

Siempre según el informe de la CAME, si se proyectan los datos del relevamiento a todo el país, habría un total de 90.700 locales vacíos y 41.200 pymes que cerraron y que empleaban a 185.300 personas.

Sin embargo, según la entidad no todas esas pymes darán de baja su CUIT, sino que un porcentaje reaparecerá en la misma u otra actividad.

Por otro lado, si bien no pudieron cuantificar el fenómeno, explicaron que en las ciudades medianas y chicas, donde la gente se conoce, muchos locales y pymes cerraron y pasaron a la informalidad. Es decir que comenzaron a vender en sus casas o por redes sociales, aprovechando que sus clientes y la comunidad los conocen y rápidamente ubican su nuevo punto de base o su nueva modalidad de venta.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *