Crece en Estados Unidos el número de propietarios de casas


Durante la pandemia, el mercado de la vivienda en Estados Unidos se ha comportado de modo extraño. Los precios subieron rápidamente mientras la economía se derrumbaba, lo que cuestiona todas las predicciones. En contraste con la última recesión, poca gente incumplió los pagos de sus hipotecas. Y una tendencia menos advertida es que la tasa de propietarios de hogares ha dado un salto. Pero parte del aparente incremento, especialmente el enorme alza en el segundo trimestre de 2020, es un espejismo estadístico: la pandemia hizo que fuera difícil recoger datos, lo que significa que hubo una participación demasiado grande de propietarios en las muestras. Sin embargo, no hay duda de que está en curso un auge genuino de propietarios de hogares.

Eso es una señal positiva para la recuperación económica. Los propietarios son más proclives que los inquilinos a vivir en hogares de una sola familia. Y las viviendas de familia única tienden a ser de mayor calidad y a tener más comodidades. El gasto de la obra es casi el 50% más alto en el caso de unidades de una sola familia que en las que son multifamiliares, según un trabajo publicado en 2017 por Goldman Sachs.

La pandemia dio impulso a la propiedad de viviendas por varias razones. En un mundo en el que lo común es quedarse en casa y guardar distanciamiento social, tener estabilidad puede ser más deseable que antes. Las familias que redujeron las salidas a restaurantes y sus viajes acumularon más ahorros para un pago inicial. También hubo generosos estímulos fiscales que ayudaron a los hogares ricos a tener más ahorro. Y las tasas de interés de hipotecas han caído marcadamente.

Pero el auge de la propiedad antedata a la pandemia en algunos años, lo que significa que actúan otros factores. Uno se relaciona con la última recesión de hace más de una década. A partir de 2007 muchos propietarios se encontraron bajo el agua y se vieron obligados a ceder sus casas. Eso hizo que bajara la tasa de propiedad de la vivienda hasta alrededor de 2016-2017. Además, recién al final de la década de 2010 las condiciones del crédito se flexibilizaron.

Los cambios demográficos son otro factor que impulsa el alza de la tasa de propiedad; la generación millennial está entrando en su mejor período para comprar una vivienda (la edad media de quien compra su primera casa es 34 años).

En la oferta de casas podría haber un límite a la tendencia de la propiedad. El número de casas disponibles para la compra está cerca de su punto histórico más bajo. Sin embargo, hay señales de que revive la construcción; en enero el número de permisos alcanzó su más alto nivel desde antes de la crisis de 2007-2009. El auge de la propiedad podría durar todavía un tiempo.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *