Coronavirus. Casi la mitad de los hogares sufrió una baja de ingresos este año



Casi la mitad de los residentes en la provincia de Buenos Aires tuvieron problemas con sus ingresos Crédito: Ricardo Pristupluk

Casi la mitad de los hogares de la provincia de Buenos Aires sufrió una reducción de sus ingresos entre agosto y octubre de este año, un período aún bajo los efectos de la cuarentena más estricta para frenar la pandemia del coronavirus. El recorte tuvo como causa problemas en el mercado laboral y terminó redundando en un racionamiento de algún alimento básico.

El Indec difundió su primer “Estudio sobre el impacto de la COVID-19 en los hogares del Gran Buenos Aires”. El mismo resaltó que el 49,3% de los hogares consultados tuvieron una reducción en su ingreso total. Un 40,3% contaba con, al menos, un miembro con problemas laborales, sean de despido, suspensión o disminución de ingresos. En tanto, un 33,8% redujo el consumo de al menos un alimento (carne vacuna, otras carnes, verduras frescas o leche).

La semana pasada, el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA ya había anticipado el drama social que había generado la pandemia. En un informe anticipó que la pobreza ya había llegado al 44,2% y que seis de cada diez chicos la padecen.

El capítulo sobre el mundo laboral y el Covid concluyó más detalladamente que el impacto en los empleos en un hogar fue mayor en los hogares con jefes y jefas de menor nivel educativo (hasta secundario incompleto). Para ellos, llegó hasta 45,7% frente al 40,3%. En aquellos con nivel educativo medio fue de 37%; y en los hogares cuyos jefes y jefas tienen un nivel educativo de terciario o universitario completo o más, el 34,5% se vio afectado.

El relevamiento del organismo estimó que el golpe laboral de los hogares consultados fue mayor en los partidos del conurbano bonaerense, donde los problemas de empleo alcanzaron al 42,6% de los hogares. En la Ciudad de Buenos Aires se vio afectado el 33,6%.

Algo similar ocurrió entre quienes vieron reducidos sus ingresos. El impacto fue mayor en los hogares de personas con menor nivel educativo (41,9%) contra los de mayor nivel (23,2%).

“El efecto de la pandemia sobre la situación laboral de los hogares en general y de los y las jefes y jefas de hogar ha sido relevante en términos generales”, concluyó el informe especial del Indec. “Sin embargo, los hogares con jefes con menores credenciales educativas han sufrido mayores consecuencias en términos de pérdida de puestos de trabajo y de ingresos laborales (como contraste se observó la mayor implementación del trabajo remoto entre los jefes con terciario o universitario completo). También se destaca la situación de los hogares que residen en partidos del conurbano bonaerense, en donde el efecto en los indicadores de empleo ha sido algo superior al registrado entre sus pares de CABA”, estimaron los autores del informe.

Por caso, en los hogares con menores niveles de instrucción la proporción que experimentó una reducción en sus ingresos fue mayor (57,1%) a la media. En los hogares con al menos una persona menor a 18 años (niño, niña o adolescente), la pérdida de ingresos alcanzó al 57,3%.

Estrategias contra la pandemia

El organismo estadístico también reveló las estrategias que los argentinos eligieron para sobrellevar la pandemia y el impacto sobre sus ingresos. Por caso, el 45,8% de los hogares consultados por el Indec informaron que redujeron el consumo de productos no alimentarios.

En ese sentido, hubo otras personas que sufrieron restricciones más profundas. El 28,6% de los hogares consultados debieron dejar de pagar o tuvieron problemas para cubrir los pagos de servicios de la vivienda, mientras que el 11% solicitaron un préstamo.

El instituto que conduce Marco Lavagna también relevó qué sucedió con las prestaciones sociales y la salud de los hogares. Un 48% de los consultados recibía al menos una prestación de las implementadas por el Estado a raíz de la pandemia (como el IFE, el ATP o bonos). Un 4,6% de los hogares contaba con al menos un miembro que tuvo dificultad en el acceso a un medicamento y el 8,6% de las familias tenía al menos un miembro que tuvo dificultad para realizar una consulta médica en tiempos de pandemia.

¿Qué pasó con la organización del hogar en medio de la pandemia del coronavirus? Todo fue más pesado para toda la familia, pero principalmente para las mujeres. El 66,1% de los hogares consultados con niños, niñas y adolescentes en edad escolar incrementaron el tiempo dedicado a tareas de apoyo escolar, mientras que un 65,5% aumentaron el tiempo dedicado a tareas domésticas. El 64,1% de los que tuvieron a más de un miembro que indicó en el cuestionario que tuvo que sumar más tiempo dedicado a las tareas domésticas, declaró que esas tareas fueron realizadas sólo por mujeres o con mayor dedicación del sexo femenino.

El Indec informó que el relevamiento fue telefónico y que en total se lograron 2139 respuestas efectivas, correspondientes a hogares que seguían habitando en la misma vivienda en la que habían sido encuestados previamente. La encuesta se hizo entre agosto y octubre pasado en la Ciudad de Buenos Aires y varios partidos del conurbano bonaerense.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *