Congreso de Aapresid. El chip ganadero está en modo integración



Santiago Guazzelli une la agricultura con la ganadería Crédito: Aapresid

Uno de los temas del Simposio de ganadería que se desarrollará en el XXVIII Congreso Aapresid a fines de este mes será el de los modelos integrados. Al respecto, vale conocer la experiencia del productor Santiago Guazzelli, socio Aapresid, que maneja una empresa que hace agricultura y ganadería de cría e invernada en dos campos de la zona de Tandil.

La oferta forrajera con la que cuenta es sobre la base de pasturas perennes y el pastoreo de verdeos de invierno que se rotan en los lotes agrícolas. Se trata de verdeos puros de raigrás o avena que se siembran de forma tradicional o con avión sobre girasol y maíz.

“El manejo siempre fue integrado, pero sólo desde hace algunos años cambiamos la mirada que teníamos sobre los verdeos: dejamos de pensarlos únicamente como fuente de forraje sino también de servicios ecosistémicos, es decir, como cultivos de servicios (CS)”, explica.

El “clic” se dio cuando los verdeos empezaron a mostrar beneficios: “mientras en la zona avanzaban las malezas resistentes como rama negra, nabo y raigrás, para nosotros no eran un problema. Incluso el control en general se veía simplificado, con un ahorro de hasta dos pasadas de herbicida”, precisa.

En bajos encharcables no había el pisoteo que sí veían en los lotes que salían de barbecho. “Esto era clave para llegar en mejores condiciones a la siembra de gruesa”, explica. Además, estos verdeos prevenían la erosión, formación de cárcavas y barrida de rastrojos en lotes con cierta pendiente. Así, la empresa decidió sacarse los anteojos de ganadero’ para orientar el manejo de verdeos a objetivos multipropósito.

La primera estrategia fue optar por pastoreos livianos con menos carga: “la idea es cosechar forraje de buena calidad y dejar un remanente suficiente para obtener los servicios que buscamos”. El remanente se fijó en un puño’ y la carga se redujo en un 20%, pasando de 3.8 a 3.1 cab/ha (o 2.51 a 2.14 EV/ha). El pastoreo se hace con vacas de cría o con terneros para invernada, según el caso.

Por otra parte se aplicó la siguiente regla: el último pastoreo es para el suelo. “La idea es levantar pata del pastoreo con suficiente tiempo antes de terminar el CS y dejando un remanente mayor a pastoreos anteriores (25 cm como mínimo) para asegurar el cuidado y recuperación del suelo”.

Otro foco es el ajuste de tecnología: los CS se fertilizan con P a la siembra y N en macollaje para garantizar volumen y cobertura. Las leguminosas – reciente incursión – se inoculan y curan para asegurar nodulación y prevenir enfermedades. Siempre que se puede, se hace siembra aérea sobre maíz o girasol para llegar a fin de marzo con un CS instalado.

Guazzelli aclara que este enfoque agrega complejidad y puede resentir la eficiencia de producción de carne: “si bien las ganancias diarias se mantienen o mejoran, desde la óptica ganadera nos sobra pasto”. La producción por hectárea pasó de 650 a 570 kg carne/ha; pero la clave está en cambiar la vara con la que se mide la eficiencia de producción de carne: “encontrar criterios que permitan meter en la ecuación los beneficios de este tipo de manejo”.

El enfoque multipropósito permitió estabilizar y aumentar los rindes de gruesa: “pasamos de un promedio histórico en soja de 2400 a 3070 kg/ha en las últimas 5 campañas; y en maíz de 6800 a 8080 kg/ha. Hoy el 100% de la soja y el 70% del maíz van sobre CS”.

Los modelos integrados tendrán un lugar central en el próximo Congreso Aapresid del 18 al 28 de Agosto, con disertantes como Julio Galli y el asesor Pablo Cattani.

El 26 de agosto recibiremos a Mary Temple Grandin, zoóloga y etóloga de la Universidad de Colorado, Dra. Honoris Causa por la UBA y referente mundial en bienestar animal.

Otros temas serán integración de la cadena, lechería, pasturas megatérmicas, sistemas silvopastoriles, calidad y valor en carne de la mano de Aníbal Pordomingo y abordará la gestión de sustentabilidad en feedlots con Marianela Diez.

Informe: Aapresid

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

web web web web web web web web web web