Confirman un aumento de tarifas de gas en mayo, pero siguen los tironeos dentro del Gobierno


Luego de más de dos años, finalmente las tarifas de gas tendrán una leve suba en todo el país desde mayo, de al menos 6% final para los usuarios residenciales y de 4% para las pymes, según confirmó el interventor en el Enargas, Federico Bernal.

Este aumento corresponde a los segmentos de las boletas que representan el transporte y la distribución, donde operan empresas como Metrogas, Camuzzi, Naturgy, TGN y TGS.

Aún falta que la Secretaría de Energía confirme si, además, habrá una suba adicional por el valor propio del gas, que explica la mitad del precio final de las facturas. Para ello, había convocado a una audiencia pública, donde informó que haría falta un aumento mayor de entre 26% y 35% para cumplir con las metas de gasto en subsidios económicos en el presupuesto de este año (que se mantengan constantes en 1,7% del PBI en relación con 2020).

Consultados por este medio en la cartera energética, los funcionarios prefirieron no hacer comentarios. “El silencio es salud a veces”, indicaron. De no haber cambios, según los propios cálculos de Energía, habrá un faltante de entre $36.736 millones y $56.087 millones para cubrir los mayores gastos, “lo que requeriría de mayores ingresos fiscales o de una reestructuración presupuestaria que derive fondos actualmente asignados a otras erogaciones”.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo hace dos semanas que “si las tarifas aumentasen solamente un dígito para todo el mundo, no se estaría cumpliendo el presupuesto, ni el programa macroeconómico. Eso no se va a hacer”. Y abrió la posibilidad de que “se parta en dos un aumento general”, en una entrevista en el canal CNN.

Sin embargo, en una nota con El Cronista, Federico Bernal indicó ayer que la intención del Enargas es que este anuncio “sea la única suba de 2021″.

Desde comienzo de año empezaron las contradicciones entre Guzmán y los referentes del Instituto Patria, donde están representados Bernal y Federico Basualdo, susbsecretario de Energía Eléctrica, quien, a su vez, depende del Ministerio de Economía. El secretario de Energía, Darío Martínez, quién llegó al cargo por su afinidad con el diputado Máximo Kirchner, se alineó a la mirada de Guzmán desde el inicio.

El ministro insiste en que si las tarifas no aumentan, suben los subsidios, que luego se terminan pagando con mayor presión impositiva, deuda o con emisión monetaria. Guzmán intentó explicarle esto a la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien al final del día autoriza o desautoriza los incrementos. Pero la relación entre los dos parecía haber entrado en una nueva etapa de mayor frialdad, luego de que la expresidenta criticara al Fondo Monetario Internacional (FMI) el mismo día en que el ministro se reunía con el equipo técnico en Washington.

Con las tarifas eléctricas de Edenor y Edesur, sucede algo similar. Basualdo indicó que aumentarían entre 7 y 9%, en línea con lo que ya había anunciado Axel Kicillof, gobernador de Buenos Aires, para el interior de la provincia (excluyendo el conurbano). En el resto del país, sin embargo, las provincias aplicaron incrementos mayores, de hasta 35%. Como sucedió en los anteriores gobiernos kirchneristas, se amplía la brecha entre lo que se paga por el costo de la electricidad en Buenos Aires y en el interior.

El anuncio de Bernal se materializó cuando Guzmán iniciando su gira por Europa, para conseguir apoyo de Alemania, Italia, España y Francia para renegociar un nuevo acuerdo con el Fondo y para posponer un vencimiento con el Club de París. Uno de los temas que más preocupa al organismo es el déficit fiscal, y para ello la decisión que se tome con tarifas es relevante. Para este año, el ministro calculó un rojo en las cuentas nacionales de 4,5% del PBI. De ese monto total, los subsidios a la energía representaría casi la mitad: 2% del PBI.

Cecilia Todesca, vicejefa de Gabinete, también entró en la discusión de tarifas y admitió que “se está subsidiando a gente que no necesariamente lo necesita”. “Necesitamos que la gente que no necesita los subsidios deje de percibirlos, pero a su vez tenemos que ser muy cuidadosos de no afectar a las empresas en este contexto de pandemia”, señaló en Radio Continental.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *