Ciencias de la Salud. Lo que debe tener la formación de los nuevos profesionales



En un año en el que los profesionales de la salud cobraron un protagonismo único por la pandemia, quedó también en evidencia que su formación se ha visto sacudida en los últimos tiempos por nuevos desafíos y necesidades. Y, que desde la formación universitaria, se debe dar respuesta a ello.

“La emergencia sanitaria de 2020 ha puesto de relevancia como pocas veces en la historia la gestión de los servicios de salud, la asistencia a pacientes en situaciones críticas y la necesidad de tomar decisiones complejas en lapsos que son breves y por lo general apremian. La pandemia del COVID 19 dejó absolutamente en claro la importancia de la formación profesional de quienes tienen la responsabilidad de asegurar el pleno y eficiente funcionamiento de las instituciones médicas” reflexiona el Dr. Jorge Aufiero, Director de la Licenciatura en Gestión de Servicios de Salud de UADE.

El Dr. Aufiero cierra sus análisis indicando que “los responsables de los sistemas y las instituciones de salud no solo tienen que acreditar modernos conocimientos técnicos sino también un gran sentido ético y humano imprescindibles para administrar con excelencia hospitales, clínicas, sanatorios y otras entidades vinculadas”.

Dr. Jorge Aufiero, director de la Licenciatura en Gestión de Servicios de Salud.

En la actualidad, la cantidad de información que circula a través de los distintos canales que ha abierto la tecnología obliga a los profesionales a intervenciones mucho más certeras respecto de patologías y tratamientos. Más que una cuestión de saber y conocimiento, aquí se trata de desarrollar habilidades blandas que les permitan una mejor llegada a sus pacientes y al público en general. Pero además, hay tendencias en la sociedad que requieren de nuevos enfoques y de una mayor interconsulta entre las distintas ramas de la salud. La mayor expectativa de vida y la importancia de asegurarles mejores condiciones de vida a los adultos mayores son buenos ejemplos.

En UADE comparten la idea de que la formación de los profesionales de la salud debe realizarse a partir de una mirada holística e integral de las distintas disciplinas, ya que si bien cada una tiene sus especificidades y su campo de acción, todas tienen desafíos comunes que las interpelan.

Es por eso que la Universidad creó recientemente la Facultad de Ciencias de la Salud, para agrupar allí a sus tres carreras de grado (Psicología, Nutrición y Gestión de Servicios de Salud) y sus diplomaturas.

A través de un Consejo Consultivo, los profesionales están en contacto permanente para actualizar los programas y compartir las últimas novedades científicas.

Un claro modelo de carrera aggiornada a los desafíos de los nuevos tiempos es el de la Licenciatura en Nutrición, lanzada por UADE hace apenas dos años. “Nutrición es una carrera dedicada a prevenir enfermedades crónicas y a colaborar en que la gente viva más”, apunta Diego Sívori, director de la carrera y miembro del Consejo Asesor de la Facultad de Ciencias de la Salud. Pero enseguida destaca lo actualizado que está su programa. “En Nutrición armamos un programa que apunta a resolver las problemáticas actuales, buscando en cada materia dar relevancia a las temáticas que luego el futuro nutricionista aplicará en campo. Esto suele ser un diferencial en relación a otras universidades, donde la diversidad de carreras vinculadas a la salud conlleva a formarse en aspectos generales que quizás en un futuro nunca se pongan en práctica. Recuerdo en mis años de estudiante, haber aprendido los nervios del tobillo, que nunca apliqué en mi carrera profesional como nutricionista y si me hubiera gustado profundizar más en la anatomía del aparato digestivo, muy vinculado con el día a día de un nutricionista”, agrega.

De esta manera, temáticas como el veganismo, la sustentabilidad, nutrición y genética o la microbiota forman parte de los contenidos y debates académicos.

Diego Sívori, director de la carrera y miembro del Consejo Asesor de la Facultad de Ciencias de la Salud.

La clave está en el “Aprender Haciendo”

La metodología Learning by Doing busca que todos los estudiantes reciban durante su formación experiencias y prácticas reales que les permita desarrollar habilidades profesionales sólidas y tomar mejores decisiones una vez insertos en la vida laboral. Es por ello que UADE ofrece a sus alumnos espacios exclusivos para prácticas de dentro de su Campus Buenos Aires, como así también un Laboratorio de Nutrición para los estudiantes de esa carrera y una Cámara Gesell que se utiliza principalmente en la carrera Psicología. Estas actividades son complementadas con salidas al campo profesional para realizar prácticas supervisadas. También participan en proyectos de investigación y realizan observaciones en instituciones vinculadas con salud para interiorizarse de los distintos modelos de gestión y gerenciamiento.

De tal manera los estudiantes están en constante formación y actualización. El objetivo es que sean protagonistas del proceso educativo mediante simulaciones profesionales desde el inicio de su carrera.

El desafío de atender a la Tercera Edad

Parte de la nueva realidad a la que se enfrentan hoy en día los profesionales de la salud tiene que ver con la necesidad de dar respuesta a las personas mayores. “En el mundo que viene, con una expectativa de vida que se ha alargado enormemente, tenemos que poner mucho más el foco en cómo vamos a gestionar esa etapa de la vida desde todo punto de vista. Desde los 60 años hasta la muerte puede haber un tercio de la vida, entonces tenemos que pensar en cuidadores y en qué va a necesitar la gente para vivir de una manera saludable en esa etapa” reflexiona Patricia Faur, integrante del Consejo Consultivo de Psicología en UADE.

Entender a la Tercera Edad como un nuevo ciclo que se abre en la vida de las personas y no como un epílogo es lo que ha llevado a UADE a darle tanta relevancia a este tema y a abordarlo exhaustivamente en cada una de sus licenciaturas.

“Es importante subrayar que nada termina, sino que un ciclo se transforma en otro. Un ciclo llega a un lugar donde ha dado lo que tenía que dar y queda incluido como experiencia, no como algo muerto o aletargado. Pero inmediatamente- y ahí estamos trabajando nosotros-, se abre otro ciclo”, complementa José Abadi, director académico de la Licenciatura en Psicología de UADE.

Desde una mirada integral, pensar en la Tercera Edad es en realidad pensar también en qué tipo de juventud deberíamos tener para sentirnos lo más jóvenes posibles cuando llegue la vejez. “A mí me gusta hablar de gerenciar la juventud. Hoy está más que estudiado que hay una diferencia entre la edad biológica, que es la edad del cuerpo, y la edad real, la que dice el DNI. Y la gran diferencia la hacen las decisiones de hábitos saludables”, comenta Sívori. Cuidar el peso, no fumar, manejar el estrés, hacer 150 minutos de actividad física por semana y preocuparse por la salud dental son algunas de las recomendaciones profesionales para una mejor calidad de vida.

Hoy, entre la oferta académica de UADE, está la Diplomatura en Gestión Integral del Bienestar de las Personas Mayores.

Ciencias de la Salud: lo que debe tener la formación de los nuevos profesionales.

01:47

Las “otras” habilidades

Otra de las herramientas que hoy no pueden faltar en la formación de los profesionales de la salud es el desarrollo de lo que se conoce como habilidades “blandas”, como lo son por ejemplo las capacidades comunicacionales. Lo que ocurre en el ámbito de la Nutrición en relación con los contenidos digitales que se suelen difundir es un buena muestra de cómo se puede perder el verdadero mensaje profesional de la salud. “Hay mucha información, pero eso no quiere decir que estemos más informados. Muchas veces, el Nutricionista queda perdido porque, hoy, quien tiene una mayor capacidad de comunicación o de visibilidad es el que termina seduciendo o comunicando algo un poco más potente. Por eso, nosotros le damos al profesional herramientas para insertarse en esta realidad y manejar mejor su comunicación”, precisa Sívori.

La formación de los nuevos Psicólogos tampoco le escapa al desarrollo de este tipo de habilidades. Pensemos, por caso, cómo tuvieron que hacer este año los profesionales para continuar con las terapias en medio del aislamiento social o cómo, de repente, debieron trabajar las consecuencias psicológicas del encierro. Adaptación es la palabra clave para Abadi. “Las habilidades tienen que ver con poder tener una capacidad de adaptación seria pero rápida a estímulos que son muy cambiantes y permanentes. Hay que estar entrenados en diversas áreas, conectados con nuestros colegas, complementarnos con otras carreras y escuchar desde varios lugares”, señala.

Dr. José Eduardo Abadi, Director académico de la Licenciatura en Psicología.

UADE, que este año logró migrar sus clases a la modalidad virtual apenas decretada la cuarentena, ya se prepara para 2021 con la mejor oferta académica. A sus carreras de grado en Ciencias de la Salud y a su diplomatura con foco en la Tercera Edad, se suman la Diplomatura en Psicología Aplicada a la Gestión Innovadora de Personas y la Diplomatura en Habilidades Comunicativas para Profesionales de la Salud.

________________________________________________________

Content LAB es la unidad de generación de ideas y contenidos de LA NACION para las marcas con distribución en sus plataformas digitales y redes sociales. Este contenido fue producido para un anunciante y publicado por el Content LAB. La redacción de LA NACION no estuvo involucrada en la generación de este contenido.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *