Cepo a la carne: el Gobierno prohibiría la exportación de algunos cortes



Luego de rechazar una oferta de la industria exportadora para colocar más volumen de carne a precios accesibles en el mercado interno a cambio de liberar las ventas al exterior, el Gobierno tendría bajo análisis prohibir las exportaciones de ciertos cortes.

Los frigoríficos exportadores, agrupados en el Consorcio de Carnes ABC, propusieron en los últimos días destinar 7000 toneladas al mercado local con valores reducidos, más el aporte de 3000 toneladas de supermercados vinculados y 2000 toneladas de otros frigoríficos.

Esa oferta fue rechazada por el Ministerio de Desarrollo Productivo, que conduce Matías Kulfas, que exige un mayor volumen como paso previo para un fin del cepo a la carne.

Si bien desde el Gobierno no se precisó qué cantidad de carne quiere con valores accesibles (los exportadores ya están destinando 6000 toneladas), tras el estancamiento de las negociaciones por un nuevo acuerdo ahora las autoridades irían por la vía de limitar productos como asado, matambre, vacío, entre otros.

Hoy a China va el 75% de la carne que la Argentina vende al mundo. La mayoría es de carne de una vaca que llegó al final de su ciclo productivo, de descarte. Va garrón, brazuelo, que no son productos de consumo local masivo. Sin embargo, a ese mercado y otros van también algunos asados de esa vaca y productos que tienen vinculación con el mercado interno.

Según pudo reconstruir LA NACION de diversas fuentes, en el marco de una reunión de las últimas horas de los frigoríficos exportadores con Kulfas, quedó en la mesa la posibilidad de vedar para la exportación determinados cortes.

En la industria están preocupados por la dimensión que ha tomado el conflicto, en especial porque ya llevan como mínimo, según las plantas, una semana sin faena debido al cese de comercialización de hacienda dispuesto por la Mesa de Enlace.

Matias Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo, viene negociando con la industria frigorífica exportadoraFabián Marelli – LA NACION

En las empresas coinciden que en algún momento de la semana entrante podrían registrarse algunos problemas de abastecimiento de ciertos cortes. Hoy, ante la falta de un levantamiento del cepo para exportar, la Mesa de Enlace extendió la medida de fuerza hasta el miércoles próximo inclusive.

Mientras los frigoríficos exportadores siguen con un debate sobre los planteos del Gobierno y cómo acercarse a sus deseos, los dirigentes de la Mesa de Enlace enfrentan una creciente presión de las bases. Si bien la continuidad del cese de comercialización sigue siendo solo para hacienda, hay pedidos para que se incluya otros productos como granos.

Los ruralistas están acelerando los contactos con otros actores. El lunes próximo, según trascendió, podrían mantener una reunión con integrantes de la cadena cárnica para analizar la situación actual.

La Mesa de Enlace no fue incluida en ninguna de las negociaciones. En rigor, los dirigentes insisten que no aceptarán nada que pueda implicar una baja de precios en la hacienda. Por estas horas corrieron rumores de una posible convocatoria del gobierno a las entidades, pero nada de eso confirmó por ahora.

En un comunicado, la Asociación Argentina de Brangus, una de las organizaciones de criadores bovinos, expresó su adhesión a la continuidad del cese de comercialización de hacienda.

“La Aociación Argentina de Brangus adhiere a la decisión adoptada por la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA) en el marco del difícil momento que atraviesa la cadena de la carne bovina. Hubiéramos preferido retomar la actividad comercial, pero tras la negativa de las autoridades nacionales a levantar las severas restricciones impuestas, nos obligan a continuar con el cese de comercialización”, indicó.

En un comunicado, la Red Nacional de Productores Autoconvocados también adhirió a la continuidad del cese de comercialización. Destacaron a la Mesa de Enlace como “el único interlocutor válido que reconocemos frente a las autoridades nacionales”. Agregaron, entre otros puntos: “Los productores autoconvocados junto al comercio, la industria y el sector hotelero y gastronómico, luchamos por la libertad de trabajar y la propiedad privada”.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *