Carta abierta de Ricardo Buryaile a Alberto Fernández: “Nunca la amenaza puede ser una invitación al diálogo”



El exministro de Agroindustria condenó los dichos del presidente Fuente: Archivo

Tras la advertencia del presidente Alberto Fernández, quien señaló que podría aumentar las retenciones o poner un cepo a las exportaciones para intentar bajar los precios del mercado interno, referentes del campo rechazaron sus propuestas. Entre ellos, el diputado nacional por Formosa (UCR) Ricardo Buryaile publicó una carta abierta al mandatario, y dijo: “Nunca la amenaza puede ser una invitación al diálogo”.

En un texto difundido a través de sus redes sociales, Buryaile refutó las propuestas de Fernández y señaló que los productores agropecuarios “no son formadores de precio”. “¿Cómo puede pedirle al primer eslabón que determine el precio que paga el consumidor cuando ni siquiera puede incidir en el propio precio al que vende su producción?”, se preguntó el exministro de Agroindustria.

En este sentido, Buryaile hizo una comparación entre lo que reciben productores argentinos contra uruguayos, paraguayos o brasileños. “En el caso de la soja, los productores argentinos reciben un tercio de lo que reciben los productores de los otros países de la región”, aseguró.

Según el exministro, el productor agropecuario “no tiene capacidad de influir en los impuestos nacionales y provinciales, en el precio del transporte y mucho menos en las utilidades que reciben los intermediarios y supermercadistas”. El parlamentario apuntó contra el presidente Fernández y dijo: “Está escondiendo la intención de recaudar 400 millones de dólares adicionales a los más de 10.000 millones de dólares que va a recaudar en 2021 por las retenciones”.

Para concluir, Buryaile señaló que la imposición de políticas de este estilo sería un regreso a la “tristemente famosa ONCCA-Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario”. “Fue un antro de discrecionalidad y corrupción; esa política ya fracasó”, sostuvo, y subrayó:”A los únicos que benefició fue a los grandes exportadores, es como poner a un zorro a cuidar un gallinero, porque lo primero que sucede cuando se establecen cupos es la depresión de los precios internos, lo que lleva a los productores a mal vender sus productos a los exportadores quienes, cuando logran acceder a un cupo, venden todo a precio pleno.

“Señor Presidente, es hora de plantear una política económica, fiscal y monetaria seria para luchar contra la inflación en lugar de poner como enemigos número uno de la sociedad a los productores agropecuarios”, cerró Buryaile.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *