Carne vacuna: ¿es más cara que en Brasil, Uruguay y Chile?



A pesar de la suba de fines de año, en comparación con países vecinos, los precios locales se encuentran en niveles similares o incluso inferiores, según un relevamiento Fuente: Archivo – Crédito: Archivo/Fabián Marelli

Tras el anuncio del Gobierno de un acuerdo con frigoríficos exportadores para tener precios populares en 10 cortes de carne vacuna, surgió el interrogante ¿está cara la carne en la Argentina en comparación a los valores en otros países de la región? Un informe detallado de la Fundación Mediterránea develó el misterio.

Según el relevamiento realizado por la institución, a pesar de la suba de fines de año, en la comparación con los valores que rigen en los mercados de carnes de países vecinos, “los precios locales se encuentran en niveles similares o inferiores, medidos por supuesto en una misma moneda”.

El estudio se hizo durante los primeros días de la segunda semana de enero y reflejó que los precios medios en ocho cortes de carne vacuna (colita de cuadril, lomo, bola de lomo, peceto, cuadril, vacío, aguja sin hueso y nalga) en distintas tiendas online en la Argentina, Brasil y Uruguay están cercanos a los $800/kilo.

De hecho, en la Argentina es un 6,5% ($781) más barata que en Brasil ($832), y un 8% ($845) más económica que en Uruguay. Mientras que con Chile, país importador de carne bovina, la diferencia se amplia a casi un 31% ($1040/kilo).

Cuadro comparativo de los precios en ocho cortes de carne vacuna en los países de la región Crédito: Fundación Mediterranea

Según la entidad, no fue tan sencillo comparar el precio consumidor de la carne bovina entre países porque no existe un único y homogéneo producto, donde existen diferencias de calidad (edad, sistema de alimentación del animal), de denominación (a qué parte del animal refieren los distintos cortes y sus nombres en cada país), de forma de presentación y grado de perecibilidad (al vacío, en bandejas, en mostrador con asistencia del carnicero, en trozo, en bifes), “que hacen que no resulte tan sencilla esta comparación”.

“Lo que sí se tiene para todos los países son precios online en supermercados, es decir los valores que por estos días se vienen pagando por los distintos cortes de carne en esos centros de expendio”, describió.

El documento señaló que a nivel de consumidor final, es decir, cuando la comparación es de precios en supermercados o en locales de expendio minorista, son otros factores que pasan a influir.

Entre los factores figuran los impuestos al consumo (por caso, la alícuota del IVA, Ingresos Brutos, tasa municipal), la eficiencia de las actividades de transporte, distribución y comercialización, el nivel general de precios de la economía como salarios, diferencias en el nivel de stocks que se mantienen en forma permanente.

En este contexto, los países exportadores de la región, caso de Brasil o de Uruguay, “no deberían tener precios internos de carne muy diferentes a los de la Argentina (la proximidad geográfica y el arbitraje debería nivelarlos bastante, nuestros salarios no son tan diferentes a los de los vecinos y así en general con todas las variables)”.

“Por el contrario, los precios en países europeos sí deberían ser más altos que los de nuestra región, los principales países de Europa son importadores netos, aplican aranceles y cuotas de importación (por ejemplo, la famosa cuota Hilton), tienen salarios más altos, etc., todos factores que encarecen la carne en góndola”, detalló el estudio.

“También se suma a Chile, que es importador, y que, de acuerdo al marco conceptual simple antes referido, debería tener una carne más cara que la de sus vecinos”, agregó.

Con Uruguay, solo el lomo estaría bastante más barato en la Argentina, un 25%, mientras que otros cortes estarían al mismo nivel promedio que en el país vecino e incluso por encima, como en el caso del matambre.

En tanto con Chile, el valor medio de estos cortes en el país trasandino era de US$10,5 el kilo, mientras que en Argentina de US$7,2/kilo donde en algunos cortes, como el caso del lomo, la brecha a favor de la Argentina era mayor a la media, mientras que menor en otros, caso del peceto o el matambre.

Finalmente, con Brasil, tomando matices según los cortes, la brecha más alta se dio también en el lomo, pero no así en peceto, corte que en el Brasil aparece con un precio más bajo.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *