Banco Central: sube las tasas al ahorro en pesos para acomodarlas al salto inflacionario



Una vez conocido el mal dato de inflación de octubre al BCRA no le quedó otro camino de avalar el aumento de tasas para ahorristas que venía resistiendo Fuente: Archivo

La aceleración inflacionaria registrada en octubre obligó al Banco Central (BCRA) a impulsar un alza en hasta 3 puntos en las tasas de interés referenciales de la economía local, aumento que ni siquiera alcanzaría para evitar que se mantengan en terreno real negativo ante el generalizado reacomodamiento de precios y tarifas que se avecina, ahora que el Gobierno avanza en el desarme de algunos programas que fijaban tope a los precios y se prepara para descongelar tarifas en pos de evitar al menos aumente la incidencia de algunos subsidios en el déficit fiscal para tratar de llegar a un acuerdo con el FMI.

El directorio de la entidad que conduce Miguel Pesce, una vez conocido el salto de un punto en el IPC entre septiembre y octubre (del 2,8% al 3,8%) que dio lugar a la mayor inflación general para un mes en lo que va del año, resolvió elevar del 34 al 37% nominal anual (lo que supone una tasa efectiva del 44%) la tasa mínima garantizada que los bancos deben pagarle al ahorrista minorista (el que realiza colocaciones menores a $ 1 millón) por plazos fijos constituidos a 30 días y del 32 al 34% (39,8% TEA) las que están catalogadas como mayoristas.

A su vez, dado que el grueso de los recursos que se destinan para el pago de esas colocaciones surgen de las inversiones que los bancos hacen en las Letras de Liquidez (Leliqs) emitidas para retirar pesos de circulación (perciben por ello unos $75.000 millones por mes, contando la remuneración de los pases), la tasa que el BCRA les paga vuelve al 38% anual, dos puntos por encima de la del 36% que estuvo vigente en las últimas 16 jornadas.

El ajuste se completa con un aumento de 1 y 2 punto para la tasa de pases pasivos a 1 y 7 días, es decir, la que le paga a los bancos por los préstamos de corto plazo que le hacen a la entidad monetaria.

Esa tasa sube del 31 al 32% anual en el primer caso y del 34,5% al 37,5% en el segundo, decisión que además impacta en el costo del financiamiento del Tesoro Nacional que desde comienzos de mes había comenzado a emitir Letras ajustables por esa tasa y ya colocó unos $24.000 millones en este tipo de instrumentos.

El comunicado oficial aclara que las nuevas tasas de interés rigen desde mañana 13 de noviembre.

Lo curioso de la decisión es que desde el BCRA se catalogó al salto inflacionario de octubre como circunstancial y se adelantó incluso que los indicadores de alta frecuencia que consulta indican que el IPC “volvería a ubicarse en el nivel de los meses previos a octubre” en el presente mes.

La autoridad monetaria reconoce que avanza un reacomodamiento de algunos precios “conforme avanza la normalización de la economía luego del período de aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO). Pero aún así vaticina una baja gradual baja en la tasa de inflación para el 2021 “en línea con las proyecciones del Proyecto de Presupuesto Nacional”, pese a que los relevamientos de mercado que mes a mes realiza la pronostican rumbo al 48,9% anual, es decir, entre 12 y 13 puntos por encima del nivel a que cerraría este año.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *