Asado. Las subas del precio de la carne recalientan la inflación de fin de año



Comer un asado tendrá un precio inflado en las Fiestas de Fin de Año Fuente: Archivo

De a zarpazos semanales, los precios de la carne -la vacuna, sobre todo- comenzaron a recalentarse y prometen acelerar el IPC de diciembre, sobre todo el capítulo más significativo a la hora de medir la pobreza en el país: el que incluye a los alimentos y las bebidas.

Los economistas privados comenzaron a percibir un aumento de los precios de la carne en las últimas semanas, algo que coincidió con el trabajo que llevó adelante la Secretaría de Comercio Interior que conduce Paula Español para presentar un cupo de tres cortes de carne “barata” desde el 19 de diciembre y que alcanzaría para sobrellevar las Fiestas de fin de año.

Con tarifas congeladas, un dólar vigilado y con el programa Precios Máximos vigente, en el año, el IPC general acumula un 30,9% a nivel nacional. Los alimentos y bebidas sumaron en ese mismo período 36,1%. Las carnes y sus derivados, en el Gran Buenos Aires, subieron 37,8%. Pero los promedios a veces engañan o no muestran ni picos ni valles: el kilo de carne picada -según los precios promedios del Indec- mostró un alza de 52,2% y el kilo de pollo, de 30,3%.

Para completar una canasta de alimentos frescos y sanos, que suelen depender de la estacionalidad, las frutas subieron en un año 54,8% y las verduras, un 89,5% en doce meses. En ese mismo período, los precios de la electricidad y el gas en el Gran Buenos Aires aumentaron 1%.

El economista de LCG Franco Mastelli estimó que, en la tercera semana de diciembre, el aumento del rubro carne mostró un aumento de 2,1% contra la semana previa. Es un índice algo menor al de la última de noviembre (3,5%), la primera de diciembre (3,1%) y la segunda de este mes (4,3%). Pero no deja de ser alto. “Para darse una idea de la incidencia que tendrá, nuestra inflación semanal, que registra alimentos y bebidas en los principales supermercados, fue de 0,9% en la última semana, de los que 0,7% responden sólo a las a subas de las carnes. Pareciera que en diciembre las carnes continúan en este proceso de fuertes aumentos que habrá empezado a acelerarse en el último mes y medio”, estimó.

“Nuestro índice, que refiere a alimentos y bebidas de principales supermercados, a la tercera semana del mes, deja un arrastre de 4,4%. Esto implica que, si de acá a fin de mes no cambiara ningún precio, el mensual nos daría eso. Vamos a estar en una cifra de 5% para arriba en alimentos y bebidas. Mientras que para las carnes ese valor de ‘arrastre’ asciende al 11,2% y podría terminar diciembre cerca de un 13%”, estimó el analista.

En Ecolatina estiman un aumento del 15% de la carne vacuna en la primera quincena de diciembre, frente a la primera quincena de noviembre pasado. “Es probable que en esa suba termine el mes”, señaló a LA NACION Lorenzo Sigaut Gravina, director de la consultora.

“Más allá de la oferta de cortes baratos del Gobierno, el rubro carne -que incluye a las demás carnes, como el pollo y el cerdo- va a subir por lo menos un 5%. La carne vacuna lidera y las demás no reaccionan automáticamente, pero lo terminan haciendo en semanas”, indicó.

La canasta de alimentos que releva Consumidores Libres muestra un aumento de la carne sólo en la primera quincena de 4,15%. La bola de lomo de un kilo sube 8,62% (de $580 a $630); el kilo de asado, un 6,25% (de $480 a $510) y el kilo de paleta, un 4,35% (de $460 a $480). Lo que contiene el significativo avance de la canasta cárnica que releva el ex diputado Héctor Polino es la baja del kilo de carne picada común, de $410 a $390 (-4,88%).

La semana pasada, el Gobierno cerró un acuerdo con frigoríficos privados para ofrecer tres cortes de carne -vacío, matambre y asado- a precios accesibles durante las Fiestas de fin de año. Según informó la Secretaría de Comercio Interior, el kilo de asado se venderá a $349, el de vacío, a $459, y el de matambre, a $479. “Eso representa una rebaja de entre 25% y 30% sobre los valores vigentes en el mercado”, informaron en la dependencia que conduce Español, donde además prometieron cortes con “calidad de exportación” y 1600 bocas de expendio.

En FIEL también ven esa tendencia, pero creen que los precios regulados y los estaciones (como frutas y verduras) a fines de noviembre y en la primera de diciembre pueden compensar en parte las fuertes alzas en la carne vacuna. En la primera semana de noviembre registraron una suba para la carne de 2,8%; en la segunda, de 2,4%; en la tercera, de 2,5%; en la cuarta de 3,7%; en la primera de diciembre, de 3,3% y en la segunda, de 6,9%. Por eso, los técnicos recomiendan un poco más de ensalada y menos carne para pasar las Fiestas de Fin de Año.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *