Alquileres. Las empresas que dan garantía no propietaria alertan por el crecimiento de la incobrabilidad



Desde que se estableció la cuarentena y el congelamiento de alquileres, la morosidad se triplicó dentro del universo de inquilinos que contratan garantías Fuente: LA NACION – Crédito: Ignacio Sánchez

Empresas que ofrecen seguros y fianzas a inquilinos para suplir la presentación de una garantía propietaria (la que se basa en una propiedad inmueble) aseguran que, por la pandemia del Covid-19 y el congelamiento de alquileres, la morosidad se triplicó hasta casi el 5% del universo que contrata este tipo de garantías. Y si bien el porcentaje es menor que el promedio general para todas las garantías relevado por Cucicba, que se ubicó en el 21%, alertan por un potencial aumento de eventuales incobrables, ya que la extensión del DNU 320 /2020, que congeló el valor de los alquileres, acrecienta la deuda de algunos inquilinos.

En diálogo con LA NACION, Gustavo Daniszewski, director general de GarantíaYa, dijo que pre-pandemia solo tenían un 1% de gente que entraba en mora, lo cual se explica porque los inquilinos que acceden a estas garantías son individuos solventes cuya única traba para alquilar es no contar con una propiedad de un familiar o un amigo que les salga de garante. En tanto, con la cuarentena y el decreto, los índices se triplicaron y llegan al 2,5%.

Oscar Lema, presidente de la empresa Finaer, que también ofrece fianzas a inquilinos (firmando el contrato de locación como garante del interesado), dijo que el porcentaje de morosos llega a casi el 5%. “Hemos medido el tema del decreto porque hay un pasivo contingente que podríamos tener que afrontar y no podemos desayunarnos en tres meses. Más allá de eso, según el relevamiento de Cucicba un 79% de los inquilinos pagó y el restante 21% se acogió al DNU, mientras que en Finaer ese porcentaje se reduce notablemente porque son inquilinos calificados. Estamos hablando de que la morosidad no llega al 5%, aunque aplicado a una gran cantidad de fianzas es un universo”, puntualizó.

Por su parte, Mauro Ayala, fundador y CEO de Alquilando, una plataforma que conecta a inquilinos con empresas como Garantías YA, Finaer o bancos, sumó que la mayoría de los inquilinos honra los compromisos y la preocupación actual pasa más por la acumulación de deuda de aquellos que no pueden pagar o que se acogieron al DNU.

“Para los que están en una situación comprometida la extensión empieza a ser un riesgo, porque la gente no se da cuenta de que si adeudas cinco meses después es muy difícil ponerse al día y entran en situación de mora. En ese porcentaje sí hay riesgo de que, si no se regulariza rápido lo no pagado, se torne incobrable. Por eso creo que la mayoría cumple, porque nadie quiere perjudicar a alguien que salió con uno de avalista”, opinó.

Más allá de esto, Daniszewski, de GarantíaYa, es optimista respecto del futuro, ya que cree que más gente optará por garantías no tradicionales como las que ellos ofrecen, por lo que están contratando gente y ya alquilaron 200 metros cuadrados de oficinas.

“En este momento es cuando más se cuestiona a la garantía propietaria. Hay muchas personas a las que les redujeron el sueldo y no pueden pagar el alquiler. Entonces, el dueño que alquiló su propiedad con garantía tradicional, en muchos casos, verá que la solvencia del garante también fue afectada por la cuarentena, y además, ir por la vía legal trae muchos gastos y estrés. En cambio, quien utilizó una garantía como la que ofrece GarantíaYa no tendrá problemas con el cobro del alquiler y demás gastos y ganará en tranquilidad”, explicó.

Consultado acerca de cómo están actuando ante casos de inquilinos que no pagan el alquiler o los aumentos, dijo que las respuestas son puntuales. “Las expensas y los servicios los pagamos inmediatamente, y al alquiler también se le hizo frente muchas veces -si bien por el DNU no están vencidos hasta que termine el congelamiento en enero de 2021-. Pasó mucho con contratos comerciales en los que el inquilino estaba por entrar y rescisiones cuando la cosa no funcionó. Siempre cumplimos y después vemos si podemos recuperar el dinero del deudor”, afirmó.

También en algunos casos de contratos residenciales intervinieron pagando el alquiler porque tienen una relación estrecha con la inmobiliaria involucrada o por la situación de los propietarios. “Hay personas que requieren del alquiler para pagar gastos y, si bien no podemos reclamarlo al inquilino y estamos avalados a esperar el pago por el decreto, tratamos de acompañar en estos casos, a la espera de que no se vuelva a extender el congelamiento porque se dificulta el cobro”, señaló.

En tanto, Ayala, de Alquilando, dijo que los propietarios que aseguraron sus contratos con la plataforma cobraron siempre, aunque no hubiera pagado el inquilino.

“Los que tienen un contrato con garantía de un propietario no saben quién les va a pagar. En cambio, cuando hay empresas de por medio saben que alguien les paga”, concluyó.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1