Alberto Fernández: “No podemos seguir pagando el IFE y el ATP a todos”



El presidente Alberto Fernández sostuvo que la economía se reactivó en un 95% y que los programas de asistencia, como el IFE y el ATP, deben ser reemplazados por otros focalizados en los sectores más vulnerables Fuente: Archivo – Crédito: Presidencia

Luego de la cancelación del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) y la reducción de los empresas beneficiadas con el pago del ATP (Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción), el presidente Alberto Fernández explicó cuáles son las medidas de asistencia que el Gobierno analiza para atenuar los efectos de la crisis económica en los sectores más vulnerables que no incluyen a los monotributistas de las categorías más bajas.

“El IFE ha tenido una complejidad que mucha gente lo entendió como si fuese algo mensualizado. Se lanzó el IFE 1, el 2, el 3 y la gente se quedó esperando el IFE 4. Respecto al IFE 4 o algún tipo de herramienta estatal para cubrir ese sector de la población que son 9 millones de personas, ¿qué están analizando?”, le preguntó el conductor de Equipo de Noticias (A24), Facundo Pastor, a Fernández.

“En la emergencia de la pandemia, nosotros tuvimos que recurrir a un montón de instrumentos que nos permitieron ayudar a que la sociedad no se deteriorara más que lo que la deterioraba la misma pandemia”, dijo Fernández y agregó que “recurrimos, entonces, al ATP que atendió a cientos de miles de empresas y a 2,5 millones de trabajadores formales”.

Según el Presidente, esos programas de asistencia ya no son imprescindibles porque “ahora la actividad económica se ha recompuesta en un 95%” y argumentó que “no podemos seguir pagando el ATP a todos, sería ridículo. Yo ayude a pagarlo para sostener el empleo mientras las empresas no producen, pero si las empresas producen tienen que hacerse cargo de esos sueldos”.

Luego, Fernández, dijo que “en el IFE pasó algo parecido. Nosotros tratamos de llegar a todo aquel que no registraba ingresos y así detectamos a 9 millones de argentinos. Ahora, el IFE incluía a mucha gente”.

El Presidente mencionó casos de beneficiarios del IFE que, con ese dinero, pudieron emprender un pequeño negocio como la elaboración de comida para vender a sus vecinos. “En el IFE había gente de todo tipo. Gente muy necesitada y gente que no registraba empleo pero que su familia lo podía sostener, como algunos estudiantes universitarios”, sostuvo el mandatario.

Sin embargo, Fernández destacó una idea que altos funcionarios repiten hace tiempo: la ayuda focalizada. “Lo que nosotros hicimos fue no volver a generalizar el IFE y direccionar el aporte, la ayuda final de diciembre, a los sectores más vulnerables que tenemos”, afirmó y sostuvo que “hemos estimado entre $10.000 millones y $15.000 millones en diciembre solo para llegar a esos sectores que los tenemos perfectamente individualizados”.

“Entonces, ¿vamos a estar frente a un IFE focalizado?”, le preguntó Pastor. “Exactamente”, respondió Fernández y agregó que “los monotributistas de las categorías más bajas no entrarían en este proyecto ahora, como los taxistas que no pudieron trabajar durante todo este tiempo, pero ahora ya pueden trabajar”.

No obstante, el Presidente evitó darle un nombre a la nueva ayuda focalizada y prefirió referirse al mejoramiento de ciertos planes ya lanzados por el Estado Nacional como el programa Potenciar Trabajo, el flamante Potenciar Joven y la Tarjeta Alimentar. “Por ejemplo, el IFE lo cobraba mucha gente que cobraba la Tarjeta Alimentar, entonces nos estamos focalizando en esta gente con una suma muy importante para diciembre”, explicó.

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *