Alberto Fernández: “No necesitamos congelar precios”



Alberto Fernández, durante la presentación del Gabinete

“No necesitamos congelar precios ni irresponsables que aumenten por las dudas”. Con esas palabras, el presidente electo, Alberto Fernández, se refirió hoy, en la conferencia de prensa posterior a la presentación del gabinete que lo acompañará desde el 10 de diciembre, al fenómeno por el que algunas empresas comenzaron a hacer un “colchón” ante la posibilidad de un acuerdo de precios y salarios, que no permita nuevos aumentos a partir del cambio de gobierno.

Esta situación se verifica ya en números bien concretos. Según las consultoras privadas, la inflación se aceleró en noviembre desde el 3,3% que el índice de precios al consumidor marcó para octubre pasado. Algunas mediciones ubican a la inflación del mes pasado cerca de 4%.

En conferencia de prensa, Fernández se comprometió además a impulsar subas de jubilaciones, salarios mínimos para privados y empleados públicos una vez que asuma el gobierno; admitió que “hace semanas” negocia silenciosamente con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la situación del Stand-By Agreement (SBA) y dijo que trabaja con Gustavo Béliz en un un proyecto para crear un Consejo Económico y Social -con “autonomía”- que logre perdurar más allá de su gestión para impulsar políticas de Estado.

Además, aseguró que no enviará un nuevo proyecto de presupuesto y dijo que “hay que terminar con el déficit fiscal”.

Fue justamente en una entrevista que le brindó al canal de noticias C5N, cuando el presidente electo envió una señal directa a los mercados. “Necesitamos un plan que se pueda sostener fiscalmente”, aseguró y recalcó de nuevo la idea de “rigor fiscal”, un concepto que choca con la visión expansionista de “poner plata en el bolsillo de la gente”, posibilidad que podría conseguirse con más emisión monetaria, un postergamiento del pago de la deuda (con quita o sin quita de capitales e intereses) o con una suba de impuestos, entre ellos las retenciones. En ese sentido, Fernández cuestionó la baja de contribuciones patronales impulsadas por Mauricio Macri. Sin embargo, volvió a ratificar que la Argentina precisa equilibrio fiscal. “Hay que terminar con el déficit fiscal”, dijo.

Finalmente, Fernández despejó las dudas existentes sobre su gabinete económico. La economía es el desafío más grande que enfrentará el presidente electo. El académico Martín Guzmán será el ministro de Economía, mientras que Matías Kulfas se convertirá el ministro de Desarrollo Productivo, tal como se rumoreaba en las últimas semanas. Miguel Pesce irá al Banco Central (BCRA), Mercedes Marcó del Pont, a la AFIP, y Guillermo Nielsen será el presidente de YPF. También se confirmó a Sergio Lanziani como Secretario de Energía, entre otros funcionarios que tendrán responsabilidades económicas. No se difundieron aún las segundas líneas de esas carteras.

“Definitivamente sí”, respondió el presidente electo cuando lo consultaron sobre aumentos de jubilaciones, pensiones y salarios mínimos públicos y privados. “Tenemos que resolver el problema de los que menos ganan y hacer frente a una inflación, que terminará en un 57%”, dijo Fernández. El Relevamiento de Expectativas del Mercado del BCRA de noviembre estimó que la inflación de este año será de 54,6%. Se trata de la más elevada en 28 años.

“Eso debería ser materia de ese contrato social nuevo que estoy proponiendo firmar. Estamos trabajando con Gustavo [Béliz] en un proyecto de ley para la confirmación del Consejo Económico Social. Quisiera que sea una entidad que tenga su autonomía, que perdure a los gobiernos, que su presidente cuente con acuerdo del Senado y que trabaje en las grandes políticas de Estado de las que hablamos y no concretamos, porque creemos que podemos resolver solos. Hay que constituir una mesa que funcione siempre, mas allá de la presidencia de la Alberto Fernández”, dijo.

“En ese mismo ámbito vamos a discutir cómo encarar el tema salarial y el tema de los precios”, adelantó el presidente electo, y agregó: “Vamos a asumir un compromiso todos. Veo con mucha preocupación que se han desatado precios indiscriminadamente tratando de precaverse de lo que piensan será un congelamiento de precios. No necesitamos congelar precios ni irresponsables que aumenten precios por las dudas”.

Fernández estimó que allí se discutirán los valores de los alimentos y medicamentos. “Tenemos todo estudiado”, dijo en tono de advertencia sobre los aumentos que las empresas realizaron luego de las elecciones presidenciales del 27 de octubre.

“Con el Fondo Monetario Internacional ya estamos trabajando”, aseguró el presidente electo. “Es un trabajo que debe hacerse silenciosamente. Que se queden tranquilos que estamos ocupados hace semanas del tema”, agregó Fernández, quien no precisó si hay o no contactos con los fondos y bancos de inversión privados pese a la pregunta que una periodista le hizo en la conferencia de prensa.

“Representantes del FMI tuvieron intercambios en las últimas semanas con miembros del equipo de transición del presidente electo Alberto Fernández”, dijeron fuentes del Fondo. “El director del departamento para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, se reunió con el Sr. Nielsen en Miami en noviembre. Además, la directora gerente del FMI Kristalina Georgieva mantuvo una conversación telefónica con el Sr. Fernández hace unas semanas”, dijo el Fondo, que no ratificó que hubiera más reuniones silenciosas tal como manifestó el presidente electo.

“El país, inexplicablemente, empezó a tomar deuda de corto plazo, que evidentemente no iba a poder pagar, y desató un proceso inflacionario como producto de inoperancia del gobierno al que le tocaba gestionar”, criticó, aludiendo a Mauricio Macri. Sin embargo, Fernández eludió profundizar más en los cuestionamientos al gobierno saliente.

Tampoco se detuvo en el análisis de la cadena nacional del presidente Macri en el que se reflejó un relato oficial de la herencia de Cambiemos. La otra gran crítica tuvo que ver con el dato de pobreza que difundió la UCA (40,8%) para 2019. “Van a ser los privilegiados”, dijo sobre los 16 millones de argentinos que están bajo esa línea. “Rescato que hemos podido llevar adelante el proceso en paz y tranquilidad”, dijo sobre la transición.

El tema volvió a girar entonces sobre la posibilidad de aumentos de emergencia. “En los primeros días después de asumir nos estaremos ocupando de esas cosas. De los jubilados y de los salarios más bajos, y para los empleados públicos también. Vamos a ver cómo lo hacemos. La situación financiera es penosa pero haremos el esfuerzo. Vamos a necesitar del esfuerzo de todos”, dijo el presidente electo.

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2