Al ritmo que impone China, la soja se negoció en baja en la Bolsa de Chicago



Mientras avanza la cosecha en Estados Unidos, la pausa de las compras chinas le restó sostén a los precios Fuente: Archivo

Luego de una prolongada secuencia alcista, la semana pasada la soja terminó el segmento comercial con bajas que rondaron el 4% en la Bolsa de Chicago, una retracción muy parcial si se toman en consideración las ganancias que hasta entonces superaban el 20% desde el inicio de las subas, el 7 de agosto último. Sin embargo, tanto en el camino ascendente como, ahora, en la senda descendente del valor de la oleaginosa, el común denominador es China, primero, con un raid vertiginoso de compras y en las últimas ruedas, con un freno en la demanda, dato que hoy explicó la nueva caída de las cotizaciones en la plaza estadounidense.

Al cierre de los negocios, las pizarras reflejaron quitas de US$2,30 y de 2,20 sobre los contratos noviembre y enero de la soja, cuyos ajustes resultaron de 366,06 y de 367,53 dólares por tonelada. La última compra china confirmada por el USDA fue el miércoles pasado, por 132.000 toneladas. Desde entonces, el principal comprador global se mantuvo fuera del mercado, algo que en los últimos casi dos meses fue la excepción y no la regla.

La pausa en las compras de China, que en los primeros ocho meses del año ya recibió en sus puertos 64,70 millones de toneladas de poroto de soja (de todos los orígenes), un 15% más que en igual período de 2019, combinó su influencia negativa con el rápido progreso de la cosecha estadounidense, gracias al tiempo seco que favorece el avance de las máquinas.

En ese sentido, tras el cierre de la rueda en Chicago, el USDA relevó al progreso de la recolección de soja sobre el 20% del área apta, contra el 6% del lunes pasado; el 6% vigente a igual momento de 2019, y el 15% promedio de las anteriores cuatro campañas. El nuevo dato superó el 18% previsto, en promedio, por los privados. Además, el organismo elevó del 63 al 64% la proporción de cultivos en estado bueno/excelente, frente al 55% vigente un año atrás.

En general, los operadores no creen que las últimas bajas de los precios de la soja representen un cambio de tendencia del mercado, sino un momento de ajuste entre un comprador que no está “contento” con tener que pagar la materia prima casi un 15% más cara que pocas semanas atrás; la inminencia de los feriados chinos por el Día Nacional de China y por el Festival de la Luna -será una semana de inactividad, desde el jueves-; el importante volumen de grano que están volcando sobre el mercado los productores estadounidenses en el primer tramo de la cosecha, para no dejar pasar valores no vistos desde mayo de 2018, y la toma de ganancias efectuada por los fondos de inversión durante buena parte de la semana pasada.

Quienes sostienen la chance de firmeza para los precios de la soja, a pesar de la influencia bajista usual del tiempo de cosecha, destacan que Brasil está muy cerca de agotar su saldo exportable y que Estados Unidos ya comprometió con ventas externas -casi todo por embarcar en los próximos meses- unos 36 millones de toneladas de la campaña 2020/2021, un volumen que representa un aumento interanual superior al 190% y que constituye el 62% de los 57,83 millones de toneladas que el USDA proyecta se exporten durante un ciclo comercial que, formalmente, comenzó el 1º de septiembre.

La actual falta de humedad en zonas agrícolas de Brasil y de la Argentina, donde se inician las siembras 2020/2021 de la soja, resulta un factor de sostén para las cotizaciones de la oleaginosa en Chicago.

Mercado local

En la plaza doméstica de granos se reflejó el retroceso externo de los precios de la soja. Por tonelada disponible para la zona del Gran Rosario los compradores ofrecieron hasta 21.000 pesos por tonelada, $200 menos que el viernes pasado.

Para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea las bajas en las ofertas por soja con entrega inmediata fueron de 270 a 268 y de 270 a 265 dólares por tonelada, respectivamente.

Por soja de la próxima cosecha, para las entregas entre abril y mayo, la caída de los valores ofertados por la demanda fue de 247 a 245 dólares por tonelada para el Gran Rosario; de 250 a 247 dólares para Bahía Blanca, y de 245 a 242 dólares para Necochea.

En el Matba Rofex las posiciones noviembre y mayo de la soja resignaron US$2,90 y 1,40, mientras que sus ajustes fueron de 281,10 y de 248,50 dólares por tonelada.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1