Agricultura digital: tras el objetivo de lograr eficiencia y bajar costos



Fernando Lespiau, de Helm Argentina

La agricultura digital se está expandiendo en la Argentina. La posibilidad de ganar en eficiencia al contar con un volumen mayor de datos sobre la historia y las características de un lote o la evolución de los cultivos son los argumentos de peso para adoptar esta herramientas innovadoras.

Al mismo tiempo, las industrias de semillas y fitosanitarios están ajustando sus estrategias para ofrecer los servicios de la agricultura digital a los productores. Una de las compañías que anunció la puesta a punto de su herramienta de agricultura digital es Helm Argentina. La compañía de protección de cultivos y fertilizantes que tiene su casa central en Hamburgo, Alemania, informó que a partir del mes próximo estará disponible la versión 2.0 de su plataforma Skyfld.

Esta herramienta, explicaron, “ofrece la posibilidad de monitorear los cultivos a partir de mapas de biomasa, con imágenes satelitales actualizadas cada cinco días, proveer recomendaciones de fertilización y siembra variable, optimizando la productividad del cultivo”.

Fernando Lespiau, gerente de Canales de Distribución de Helm Argentina, explicó que en el país Skylfld está operativo en 200.000 hectáreas, y que se proponen llegar a 500.000/600.000 hectáreas en este año.

“Pasamos de la etapa y del monitoreo a la aplicación práctica mediante los distribuidores y asesores”, informó y explicó que la nueva versión permite recoger información con la historia del lote. “También cuenta con un módulo de información sobre clima”, dijo..

Destacó que una de las ventajas del uso de la agricultura digital es que en el monitoreo de cultivos se da información precisa y uniforme. “Muchas veces ocurre que se aplica el doble de producto necesario por la observación de la cabecera de los lotes; esta herramienta permite aplicar las dosis justas”, señaló.

En tanto, el responsable de Agricultura Digital de Helm Argentina, Esteban Videla Pearson, dijo que “Skyfld facilitará la carga de información de campos y cultivos a toda hora y en cualquier lugar. Creemos que la innovación tecnológica es el aliado más estratégico para optimizar recursos, incrementar la rentabilidad y garantizar mejores resultados en los cultivos”.

Entre las funciones de esta herramienta digital se destacan los mapas de biomasa que se desarrollan a partir del imágenes del estado de los cultivos tomadas por los satélites ESA Sentinel 1 y Sentinel 2. A partir de esas tomas, hay un “algoritmo patentado con una resolución cinco por cinco metros que toma en cuenta el contenido de clorofila y de nitrógeno, la escasez de humedad de las plantas y el índice de área verde”. Según explicaron “los usuarios pueden obtener acceso a una nueva imagen cada tres o cinco días durante todo el año” con la ventaja de obtener un seguimiento rápido y sencillo del estado de los cultivos e identificar eventuales problemas durante la campaña.

Al mismo tiempo, cuenta con mapas de siembra variable para que los usuarios asignen una densidad de siembra óptima según las distintas zonas con el objetivo de lograr una “población óptima de plantas en cada zona del lote”.

Lespiau destacó que en la Argentina hay todavía un gran margen para incorporar la agricultura digital. “Es un proceso que no se va a dar solo, hay que acompañarlo”, subrayó. “Si queremos acortar la brecha entre el potencial de rinde de los cultivos y el real, la agricultura digital será una gran aliada en ese objetivo”, concluyó.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *