Adiós a la media res: desde enero solo se podrán vender trozos de carne de no más de 32 kilos


Luego que la semana pasada el Gobierno anunciara un cambio en la comercialización para la carne vacuna, hoy se oficializó que desde enero próximo ya no se podrá vender la media res, sino que la salida de carnes destinadas a comercio minorista, solo podrán en trozos cuyos pesos individuales que no superen los 32 kilogramos.

Así se publicó hoy en el Boletín Oficial, donde además se estableció que la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo, será la encargada de diseñar “programas de asistencia financiera, destinadas al sector para contribuir a que se cumpla con la presente medida, mediante la implementación de líneas de crédito, capacitaciones y programas de fortalecimiento”.

La resolución, que busca terminar así con un sistema histórico de comercialización por medias reses vacunas que llegan a las carnicerías sin diferenciación de cortes, apunta a que se pueda hacer precisamente una venta diferenciada por cortes de acuerdo a la demanda. La norma lleva la firma conjunta de los Ministerios de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, de Desarrollo Productivo y de Agricultura, Ganadería y Pesca.

Tiene por objetivo conseguir mayores estándares de calidad y sanidad sobre los productos cárnicos, a la vez favorecer la transparencia comercial y presentar un avance hacia una mayor modernización de la cadena de distribución de carnes en medias reses, según venía remarcando el Gobierno.

En sus considerandos, la normativa señala que se va en la dirección de “modernizar la cadena de distribución de carnes en medias reses para pasar a una distribución por trozos anatómicos de menor peso que le permita a los abastecedores realizar una mejor asignación de los trozos de acuerdo a las necesidades de cada mercado minorista”.

Por otra parte, tiene por finalidad “cuidar del bienestar físico de los trabajadores del sector cárnico evitando que transporten con su cuerpo medias reses de pesos muy superiores a los convenios y a la OIT”.

En un comunicado, la cartera a cargo de Matías Kulfas informó que la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) estableció “el 16 de abril último que toda manipulación, transporte, distribución, carga y/o descarga de productos cárnicos, cuyo peso sea superior a los 32 kilogramos, se deberá realizar con la asistencia de medios mecánicos adecuados”.

Asimismo, se describe que para la comercialización de los productos resultantes de carne con hueso la forma de fraccionar las medias reses “debe contemplar los cortes tradicionales, respetando la integridad anatómica de las piezas cárnicas, con la finalidad de mantener su valor monetario en el momento de su comercialización en la carnicería, evitando afectar zonas donde se encuentran cortes apreciados por los consumidores”.

Por último, en la resolución se invita a las provincias y la ciudad de Buenos Aires “a dictar las normas concordantes, en el ámbito de su competencia, para la adecuación y cumplimiento de la presente normativa”.

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *