Acuerdo bilateral: se homologan las licencias de conducir con Chile



El embajador de Chile en la Argentina, Nicolás Monckeberg, anuncia el acuerdo entre ambos países Crédito: Gentileza

Inminentes anuncios sobre la homologación de las licencias de conducir, la pronta inauguración de sistemas de control digitalizados en el Cristo Redentor y en otros pasos fronterizos y negociaciones en materia energética emergen de un agenda común entre Chile y la Argentina que fue renovada en 2017 y en la que prima el desarrollo económico mutuo, por encima de los cambios de gobierno y sus signos políticos.

Las diferencias políticas van por un lado y las gestiones de Estado circulan por otro carril. Esto “lo tienen entendido” los presidentes Sebastián Piñera y Alberto Fernández, sostiene el embajador de Chile en la Argentina, Nicolás Monckeberg, cuando destaca los últimos acuerdos bilaterales logrados y cuando anuncia avances en obras e intercambios que se avecinan y que los ubican como “socios” encaminados a vigorizar un “encadenamiento productivo ventajoso para ambos países” que les permita, además, “salir a conquistar mercados internacionales”.

En diálogo con La Nacion, en la sede de la embajada en Buenos Aires, con barbijo y distanciamiento, el diplomático se empeña en probar que ese objetivo de “complementación” tampoco se detiene por la pandemia y menciona hechos que lo respaldan, a concretar en el corto y mediano plazo. Los lleva registrados en su carpeta y los comparte, café de por medio: entre otros, cinco pasos fronterizos con sistemas simplificados, corredores bioceánicos en desarrollo, negociaciones para la venta de gas argentino a Chile y la homologación de las licencias de conducir que espera que se anuncie cuando el mandatario argentino concrete su primera visita oficial al país trasandino el 26 de este mes.

-¿Qué otros acuerdos se concretarán este año, a partir de la nueva Complementación Económica (ACE35) que avanzó primero con la eliminación del roaming y luego con un nuevo régimen de origen para la exportación automotriz argentina a Chile?

-Primero vale destacar que la industria automotriz argentina es talentosa y pujante y que con este acuerdo incrementará sin dudas sus exportaciones a Chile, que podrá competir con vehículos de calidad y mejor precio, y que con un encadenamiento productivo se podrá ir generando, para una segunda etapa, el apuntar ventas hacia el resto del mundo. Incentivar esa interrelación es una estrategia que estamos priorizando y que podemos concretar en muchas otras áreas. La pandemia ha afectado las economías de todo el mundo y, de alguna forma, ha provocado demoras y cierta suspensión de proyectos de inversión que venían con fuerza. Pero hay un día después de la pandemia y tenemos que estar preparados para la largada, con tiempo y coordinados. Por eso, mancomunados, logramos hacer realidad la eliminación del cobro del roaming (para llamadas de larga distancia) que se había demorado más de la cuenta y que los actuales presidentes concretaron rápidamente (entró en vigencia el 29 de agosto pasado) y está en plena operación en forma definitiva, favoreciendo a las familias, al turismo, y a las empresas con intereses comerciales en ambos lados de la cordillera.

-¿Ya tiene fecha el acuerdo que homologará las licencias de conducir para que los ciudadanos argentinos y los transportistas en particular puedan transitar en Chile con la licencia argentina y viceversa?

-Está previsto que esto se anuncie seguramente en ocasión de la próxima visita a Chile del presidente Fernández, en los próximos días. Esta homologación tendrá un impacto importante para la vinculación de familias en zonas fronterizas, para el turismo y también para las necesidades laborales. Tendrá validez por un extenso período de tiempo y contribuirá al desarrollo de la logística y del transporte, del turismo y de las actividades profesionales.

-¿Qué avances pueden esperarse sobre la necesidad de agilizar los controles y de realizar obras en los pasos que comparten ambos países en más de 5000 kilómetros de frontera?

-Justamente, porque no nos detuvimos en mejorar la conectividad física, hemos propuesto un fast fact (datos rápidos). No parece razonable que por la burocracia y lentitud en controles aduaneros se obstaculice la integración. Queremos evitar que tengan que pasar a veces hasta por cuatro controles, dos en cada país, y que esto se reduzca, por ejemplo, de cuatro a dos y de dos a uno, según el paso, con sistemas migratorios y aduaneros simplificados con información digitalizada y compartida, que permitirán ahorrar tiempo y fortalecer también la seguridad en esos lugares. Nos pusimos como meta para el primer semestre de este año tener cinco listos: Cristo Redentor, Jama, Huemules, Integración Austral y San Sebastián. El primero que mencioné está prácticamente listo; estamos esperando que se restablezca el flujo normal de vehículos restringido por la pandemia, pero será de un momento a otro. Simultáneamente, avanzamos con las licitaciones para renovar el túnel Caracol con una doble vía de ida y vuelta, mejorando la conectividad en el principal paso del sistema Cristo Redentor.

Luego seguiremos con otros cinco y además estamos estudiando al detalle, entre ambos países, planes de inversión para renovar la infraestructura en todos los pasos. También tenemos previsto mejorar las pavimentaciones para conseguir una conectividad vial que facilite el acceso a los puertos chilenos, hacer adecuaciones en los procesos portuarios, revisando normas y procedimientos para que sean más ventajosos a los productos argentinos, facilitándoles desde ahí la salida a los mercados asiáticos y de Norteamérica.

-¿Prospera la intención manifestada por gobernadores y ministros de la Argentina en cuanto a la importancia de contar con corredores bioceánicos, como el que parte de Bahía Blanca y va a Talcahuano o el de San Antonio Oeste a Chacabuco, para afianzar el desarrollo productivo y poblacional?

-Estamos avanzando conjuntamente en diseños y planes de inversión para el desarrollo de todos los corredores bioceánicos y en algunos, como los que menciona, estamos marcando prioridades para terminar con las obras con el ritmo que esto merece, para lo cual conformamos una mesa de trabajo en la que participa el embajador argentino Rafael Bielsa, ministros y delegados.

-¿Qué intercambios analizan ambos países en materia energética?

-Chile y Argentina deben avanzar en un camino común y mirar la integración como un desafío común. En el norte, la interconexión eléctrica es muy necesaria para ambos y con mayor razón en la región sur. Pero esto hay que hacerlo bien, con la adecuada institucionalidad y certeza jurídica. Argentina tiene mucho potencial exportador de gas y de petróleo. Chile, a su vez, importa ambas fuentes de energía de lugares más lejanos. Entonces, es una meta que podamos cambiar esta realidad con la posibilidad de exportar gas al mundo, a través de puertos chilenos. En Chile estamos decididos a terminar con las fuentes energéticas contaminantes y reemplazarlas por limpias y renovables, como la eólica y solar, con muchos proyectos en proceso. ¿Por qué Chile y la Argentina no pueden soñar con darle al mundo una lección de cuidado del planeta con estas energías? En esto se está avanzando, porque es algo que ya no es una opción, sino una obligación de los países. Chile y Argentina juntos podemos ser pioneros en esto.

-¿Acompañará la Argentina la iniciativa chilena de construir un cable submarino que unirá al país con Asia, proyecta para el 2022?

-Efectivamente, dentro de esta estrategia que estamos llevando adelante, trabajamos con la Argentina como socios para concretar la instalación de este cable interoceánico de fibra óptica de alta velocidad que ya está encaminado. Se trata de acelerar la conectividad de datos con el 5G (quinta generación de redes móviles) que va dirigido hacia Asia y que nos pondrá en la primera línea de innovación tecnológica.

-¿Qué otros planes tienen en agenda?

-Porque la integración no es sólo números e intereses comerciales y porque ambos presidentes nos han pedido que le demos prioridad, estamos estudiando en detalle el desarrollo de parques binaciones conjuntos, como el de Vicente Pérez Rosales (de Chile) con el Nahuel Huapi (de la Argentina) con protocolos comunes para coordinar acciones y medidas de protección. Trabajamos conjuntamente sobre la prevención y el combate de incendios, con estándares de cuidado y de apoyo al turismo y cuidando las especies protegidas. También se está pensando en abordar el parque Lanín (argentino) y el Huilo Huilo (chileno), donde el cuidado y procreación del huemul se torna fundamental. La protección de la flora y fauna de nuestros parques es tarea de ambos países, por lo cual apuntamos a favorecer un turismo ecológico y sustentable.

-¿Hay competencia entre chilenos y argentinos?

-Chile y Argentina no están llamados a competir, sino a colaborar. Todo esto sobre lo que estamos trabajando y logrando juntos, demuestra que el vínculo y hermandad entre ambos países es más fuerte que las diferencias políticas que puedan existir en determinados momentos entre los gobiernos, y así lo entienden tanto Piñera como Fernández. Nos une la historia, el presente y también el futuro, porque poder ofrecerle al mundo productos conjuntos es fundamental y está en el centro de la estrategia darnos cuenta que aquello que ha marcado la agenda hasta ahora, de exportar e importar únicamente, no basta. Hoy el mundo exige que unidos ofrezcamos algo mejor al resto de la región y al Planeta: productos, bienes, servicios y también valores, como lo es el cuidado del medio ambiente, con estrategias comunes. Por supuesto que hay problemas, que cada país tiene sus propias dificultades y desafíos, pero se trata de hacer menos comparaciones y colaborar más. Poco y nada deben influir las posiciones políticas.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *