Actividad económica. Por el “efecto soja”, el mercado mejora sus proyecciones para 2021



Por la fortaleza que muestran los precios de la soja, los analistas retocaron al alza sus proyecciones de rebote en la actividad para el 2021 Fuente: Reuters – Crédito: Andres Stapff

El “viento de cola”, que resurgió con fuerza en los últimos meses, y los datos de recuperación que mostró la actividad durante noviembre en algunos sectores convencieron a los analistas de ser más optimistas con la recuperación que podría mostrar la economía argentina este año: estiman que alcanzaría el 5,5%, contra el 4,8% que pronosticaban hasta hace un mes.

La inyección de ánimo, que detectó el Relevamiento de Expectativas de Mercados (REM) que mes a mes realiza el Banco Central (BCRA), por ahora solo alcanza para que coincidan con la estimación que había realizado hace unos meses el Gobierno y plasmó en el presupuesto 2021.

Pero aún no para que, a la vez, mejoren sus previsiones sobre los años siguientes, dado que siguen creyendo en una recuperación que será mediocre entre 2022 y 2023 (con el PBI creciendo 2,5% cada año), en especial si se tienen en cuenta los tres años previos de aguda recesión.

La mejora llega por efecto arrastre de la revisión al alza de los cálculos previos respecto del nivel de actividad con que habría cerrado 2020. “Las y los analistas que participan estiman que durante el cuarto trimestre del año 2020 se habría crecido 3,6% con relación al tercer trimestre, lo que supone una previsión +0,8% mayor a la que tenían hace un mes”, detalla el informe.

De hecho, los encuestados pronostican una desaceleración del crecimiento de la actividad para el primer trimestre de 2021, cuando creen la economía se expandiría ahora al 0,8% contra el 0,9% que preverían hasta hace un mes, y para el segundo trimestre, etapa para la que auguran un crecimiento de 0,6 por ciento.

Leve recálculo a la baja con inflación, dólar y déficit

Otro dato positivo es que los analistas a la vez recalcularon a la baja -aunque muy levemente- sus previsiones de inflación para el año recientemente iniciado por primera vez en largos meses.

En promedio proyectan ahora que el IPC general subirá 49,8% contra el 50% que preveían hasta hace un mes. Pero quienes mejor vienen pronosticando esa variable para el corto plazo (TOP-10) aguardan una inflación promedio de 46,0% anual, lo que supone una revisión bajista de 1,7 puntos en relación al anterior REM y abre una brecha de 2,8% con el promedio general.

La moderación deviene del reajuste de las estimaciones, tras haber proyectado un IPC general de 3,6% para noviembre que terminó siendo 0,4% mayor al 3,2% finalmente observado, dado que las estimaciones para diciembre (dato por conocerse el próximo jueves) se mantuvieron en el 4% a nivel general y en el 3,9% entre los pronosticadores más fiables.

Sin embargo las proyecciones para el arranque del año se mantienen muy elevadas ya que, en todos los casos, esperan una inflación que se mantenga muy por encima del 3% mensual al menos hasta mayo, y se acerque al 4% en los meses de verano.

Los analistas también ajustaron levemente a la baja sus proyecciones respecto de la evolución que tendría el tipo de cambio nominal y al déficit fiscal.

En el primer caso esperan que cierre 2021 a $125,80 por dólar (-$0,65 respecto al REM previo) o a $128,44, en el caso de los que han sido más certeros hasta aquí en esas estimaciones.

En el segundo, ahora estiman que déficit fiscal primario llegaría a los $1.741,8 miles de millones, lo que significa que esperen un rojo $116,1 miles de millones menor que al que apostaban hasta hace un mes.

Nuevas proyecciones sobre comercio exterior y desempleo

La novedad que trajo el REM de diciembre, que recogió pronósticos de 41 analistas entre los días 23 y 30 de diciembre de 2020, es que pasó a incluir proyecciones sobre tres nuevas variables: Exportaciones, Importaciones y Desocupación.

En cuanto al valor de las exportaciones (FOB), quienes participan del REM estiman que para 2021 ascenderían a US$59.959 millones mientras el valor de las importaciones de 2021 se ubicaría en US$48.147 millones. De este modo, la balanza comercial se mantendría superavitaria en casi US$12.000 millones, al mejorar los precios de los principales granos que exporta el país, básicamente.

En cuanto a la desocupación abierta, la estiman en el 11,7% para el cuarto trimestre de 2020, rango que mantendría en el primer trimestre antes de subir al 12% entre el segundo y tercer trimestre de este año, antes de descender al 11,0% en el último trimestre. Eso indicaría un mercado laboral con muy bajo dinamismo pese al rebote de la actividad.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *