Zucu también puso el gancho

River está renovado. Y no sólo por haber pisado ayer el aire diáfano de la Patagonia después de haber recargado pilas durante el descanso. River está renovado literalmente porque empieza a extender varios de los contratos de su plantel profesional, pero también por una política deportiva que, anuncian desde la dirigencia, se endurecerá en este punto: para no repetir experiencias del pasado, y aún admitiendo que siempre será Gallardo el que tenga en cualquier caso la última palabra, la CD avisa que la idea de la nueva gestión es que los jugadores que no arreglen sus vínculos a seis meses de expirar podrían terminar sin jugar, algo que hasta aquí no había sucedido (salvo algún caso puntual, como el de Kevin Sibille, que sin lugar en la consideración de MG, quedó colgado por no renovar y se fue libre hace un año y medio).

Pero, claro, la idea siempre será no llegar a esa situación forzosa y por eso en estas horas los directivos aceleran para que los futbolistas que ya atraviesan el countdown hasta junio estampen la firma para aplazar los vencimientos. Y el que en las últimas horas resolvió su situación es Bruno Zuculini.

Mirá también

Mirá también

Zucu era, con Benjamín Rollheiser y Fabrizio Angileri, uno de los tres jugadores que quedaban en esta situación de urgencia. Y después de una semana de negociaciones que en algún momento tuvo ciertas tensiones, el mediocampista central resolvió estirar su relación con el club por un año más, hasta junio de 2023, con renovación automática hasta diciembre del año que viene si las dos partes lo ratifican. El nuevo contrato del 5 entrará en vigencia, con una actualización salarial, desde este semestre y contempla que mantendrá un monto de cláusula de rescisión hasta junio de este año que luego desaparecerá: a partir de mediados de 2022 ya no estará blindado.

Zuculini
Prensa River

Zuculini
Prensa River

Mirá también

Los números del vínculo de Zucu ya estaban hablados y arreglados, pero la diferencia aparecía por una deuda acumulada por el atraso cambiario de su salario en los últimos tres años: desde el círculo del volante reconocen que la charla que tuvo con Gallardo en las últimas horas fue un catalizador para que todo terminara de acordarse y River se comprometiera a normalizar ese saldo con un plan de pagos.

Para Zuculini, el Muñeco es una de las principales razones -o la principal- por la que su deseo siempre fue seguir al menos un año más bajo su dirección técnica. Hace un año, de hecho, tuvo ofertas para volver a Europa y luego de una conversación con el entrenador también se convenció de continuar en Núñez.

El último gol de Zuculini

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *