Ya lo dijo Román…

Habría que preguntarle a Pablo Pérez si aún sigue caliente por la patada que hace mil años, cuando jugaba para los primos, le pegó Funes Mori y si por ese motivo le dio una muy parecida a Enzo Fernández. Y también habría que preguntarle al buenazo de Diego Abal por qué no lo expulsó si claramente le correspondía la segunda amarilla. Pero bueno, preguntas sin respuestas siempre habrá.

Y si nos ponemos exigentes como se pondría Gallardo, lo que sí tenemos que respondernos rápidamente es el motivo por el que no encontramos todavía en los inicios de los partidos las formas y el método que nos llevaron a brillar en el segundo semestre de 2021. Si sabemos que nos van a jugar a matar, hay que buscar más variantes, algo que River no encontró en el primer tiempo, salvo en la doble salvada en la que erró primero Julián y luego Simón la mandó al palo.

.Una circunstancia creo que fue clave. Paulo Díaz y Martínez -prendamos velas por él- aportan algo que Maidana y González Pires no: la salida clara, jugar más adelantados y dar esos pases filtrados que muchas veces inician movimientos ofensivos para abrir las defensas rivales. No lo tuvimos en Rosario, y se notó. Como contraprestación, nuestro caudillo y el ex MLS mostraron una firmeza simple que también valió mucho.

La cara pícara de Juanfer tras su golazo, luego de un error del arquero Arboleda. Foto: Juan Jose García

La cara pícara de Juanfer tras su golazo, luego de un error del arquero Arboleda. Foto: Juan Jose García

Mirá también

Robert Rojas festeja su gol con Julián Alvarez. El paraguayo volvió a la titularidad tras una lesión y jugó un muy buen partido

Robert Rojas festeja su gol con Julián Alvarez. El paraguayo volvió a la titularidad tras una lesión y jugó un muy buen partido

Mirá también

Pero los partidos tienen sus segundos tiempos, y cuando River logra atravesar sin recibir goles esos primeros momentos de desconexión, hace de la paciencia su mayor virtud. Primero cansa al que tiene enfrente, y después lo mata. Arboleda, pobrecito, tuvo mucho que ver, es cierto, pero antes ya se notaba ese predominio claro. Estaba al caer. Y como dijo Román post Madrid, Juanfer le pegará mil veces desde ahí (cualquier lado aplica al concepto) y no la volverá a meter. Error. Juanfer la mete. Y hasta con una genialidad como la que sacó de la galera, tan repentina e inesperada que duplicó el valor estético de un gol hermoso.

Mirá también

Mirá también

Segunda victoria al hilo, ánimo más arriba y un equipo que quiere aparecer sin negociar nunca su estilo de juego. Como para empezar el torneo está muy pero muy bien.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *