Volvió a jugar después de 712 días y se emocionó hasta las lágrimas

Este lunes, Manchester United padeció una histórica derrota 1-0 ante Wolverhampton en Old Trafford, situación que no se presentaba hace ¡42 años! Sin embargo, el final del encuentro dejó un emotivo momento para todos los aficionados de los Red Devils. Phil Jones volvió a jugar después de 712 días: se fue ovacionado y visiblemente emocionado.

Jones tiene 29 años y estuvo casi dos años parado por una grave y compleja lesión en su rodilla a principios de 2020. Después de pasar por cirugía y atravesar una larga recuperación, pudo volver a la canchas de una vez por todas y estuvo en los 90′. En el medio, fue foco de burlas y ataques por parte de algunos que se hacen llamar fanáticos. En ese entonces, el club salió a defenderlo, tal como lo hace Phil en la última línea.

Volvió a las canchas. (EFE/EPA/PETER POWELL)

Volvió a las canchas. (EFE/EPA/PETER POWELL)

Mirá también

Ya había disputado algunos duelos en la Premier 2 y fue suplente durante el último semestre del año pasado. Ahora, en el primer partido de United en el 2022, regresó al ruedo en el primer equipo. Si bien fue con una caída ante los Wolves, la situación le movió los sentimientos al zaguero.

Una vez terminado el match, partió rumbo al túnel y el estadio empezó a corear su nombre. Fue un golpe al corazón. Jones se marchó al vestuario con lágrimas en los ojos y pegándose en el escudo de los Diablos Rojos.

El emotivo momento de Phil Jones

Mirá también

​¿Crisis en el United?

​La derrota ante los Wolves destapó la olla en Manchester. Tras el pitazo final, se pudo ver cómo más de uno salió con bronca y Cristiano Ronaldo fue uno de ellos. El portugués se fue muy caliente de la cancha: revoleó una pelota y cabizbajo se metió rápido en el vestuario.

​Según explicó el portal de noticias del Daily Mirror, hay varios integrantes del plantel que han pedido la salida del club ante la falta de motivación que les genera Rangnick y detalla que son 11 los que quieren abandonar su vínculo con el conjunto de Old Trafford. A pesar de que se pensaba que con el cambio de mando los jugadores que se sentían marginados pasarían a sentirse más cómodos,ocurrió todo lo opuesto. Además, sus métodos de trabajo no son bienvenidos por los jugadores y la inestabilidad impera.

Internas en Manchester. (Paul ELLIS / AFP)

Internas en Manchester. (Paul ELLIS / AFP)

Mirá también

“La atmósfera es realmente mala en el vestuario y parece que el equipo va a tener grandes problemas en el futuro”, apunta una fuente anónima en la entrevista con el Mirror y detalla que Jesse Lingard, Donny van de Beek, Eric Bailly o Dean Henderson son algunos de los que integran esta lista.

Además hay una interna fuerte entre Cristiano Ronaldo y Luke Shaw que parecen no llevarse del todo bien. Es que antes de la derrota ante el los Wolves, CR7 publicó un mensaje navideño en Instagram en el que tiró un palito: “Necesitamos un mayor espíritu y una mentalidad más fuerte”, escribió. Luego llegó la respuesta de su compañero que tras la última derrota ante los Wolves también demostró su bronca: “Creo que a veces la calidad no es suficiente. Pienso que necesitamos más intensidad”, lanzó.

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *