visita al Rojo con enganche

Fue una de las primeras decisiones fuertes que tomó Riquelme tras su desembarco como vicepresidente del club. Mientras él estuviera a cargo del fútbol de Boca, todas las categorías de Inferiores deberían actuar con enganche. El gran ídolo no quería ser el último 10 y se los dejó en claro a Diego Soñora y Carlos Navarro Montoya, quienes conducían por entonces la cantera del club. La idea de Román era empezar a formar jugadores con características de enlace o bien potenciar las cualidades de aquellos volantes creativos que ya se encontraran jugando en el club, de Novena hasta Reserva, para luego disfrutarlos en Primera.

Molinas jugará su segundo clásico como titular (Prensa Boca).

Molinas jugará su segundo clásico como titular (Prensa Boca).

Mirá también

Aaron Molinas es hoy el único enganche del plantel de Battaglia. Nacido en San Justo, se probó en Vélez pero se inició en River, donde jugó de los seis a los diez años. En 2011 llegó a Boca y pasó por todos los puestos. Enganche, claro. Pero también doble 5, extremo y hasta lateral por la derecha. Este sábado (21:30), el volante jugará de titular ante el Rojo en Avellaneda y buscará ganarse un lugar en un equipo de figuras que no termina de convencer. Sí, con la venia de JR, Molinas intentará aportar su cuota de fútbol para llevar a Boca a lo más alto de la Zona 2. En la casa del Bocha, juega ¡Mo-mo-linas!

Mirá también

Pese a la preferencia de Riquelme, no fueron muchas las oportunidades para Aaron durante el ciclo Battaglia. Jugó sólo dos partidos como titular: 0-0 con Racing y 8-1 con Central Córdoba, como parte de un Boca suplente que se preparaba para enfrentar al Barcelona. Ahora, en cambio, tras la salida de Cardona y el flojo rendimiento del equipo durante varios pasajes de estas primeras tres fechas. ¿Quién sale? Eduardo Salvio, justamente el dueño de la camiseta N° 10, quien sigue todavía sin mostrar su mejor versión desde la vuelta de la lesión.

Molinas tendrá su chance contra el Rojo (Fotobaires).

Molinas tendrá su chance contra el Rojo (Fotobaires).

Mirá también

“Hay que hacerle esa pregunta al DT: si le gusta jugar con tres volantes, un 10 y un delantero, o 4-3-3, como está jugando ahora, él decide”, planteó en tono poco amigable Román, hace dos semanas, al ser consultado sobre la posibilidad de que Boca juegue con enganche definido. Si fuese por él, el 10 no se toca y debe ser el eje del equipo. Por eso buscó y bancó a Cardona y buscó ahora a Óscar Romero.

Ramírez también va de arranque en Avellaneda (Prensa Boca).

Ramírez también va de arranque en Avellaneda (Prensa Boca).

Mirá también

El ingreso de Molinas supone, claro, un nuevo cambio de esquema. Afuera el 4-3-3, el sistema predilecto de Battaglia, y adentro el 4-3-1-2, con Aaron en lugar de Salvio y la vuelta de Juan Ramírez por el Pulpo González. El León, se sabe, no es muy partidario de jugar con enganche. De los 25 partidos oficiales de su ciclo, en 11 utilizó un dibujo con enganche, aunque tanto Molinas como Edwin Cardona -fundamentalmente- solían jugar más retrasados o volcados hacia la izquierda. De esos 11 partidos, ganó seis y perdió uno, con Gimnasia. ¿Será este sábado la noche del 10?

El Rojo también cambia

Eduardo Domínguez mete mano contra Boca (Prensa Independiente).

Eduardo Domínguez mete mano contra Boca (Prensa Independiente).

Mirá también

En Independiente, Eduardo Domínguez tiene una prioridad: reforzar el flanco izquierdo de la defensa para evitar que Boca sea incisivo y lastime con Sebastián Villa y Luis Advíncula. El DT probó ayer por la tarde una formación con tres cambios en relación al 0-0 con Vélez. Por un lado, puso a Lucas Rodríguez en reemplazo de Thomas Ortega, que fue reemplazado en el entretiempo contra el Fortín y no ha convencido con sus últimos rendimientos.

Fernández se quedaría afuera de los 11.

Fernández se quedaría afuera de los 11.

Al igual que el León, el Barba también podría sacar a su N° 10, Alan Soñora, para incluir a Gastón Togni como extremo izquierdo. Y ensayó sin Leandro Fernández y con Lucas González como interno por la izquierda. Es decir: sin una referencia clara de área, con Damián Batallini por el centro del ataque en un 4-3-3. Todo, a confirmar…

Mirá también

Si gana el Rojo, puede quedar muy cerca (o incluso dentro) de la zona de clasificación. Si gana Boca, hasta podría cerrar el sábado como puntero de la Zona 2, al menos hasta que juegue Estudiantes. Pinta para un clásico de 10…

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *