Vino dulce – Olé


Si bien Mendoza padece y se lamenta por esta sequía indomable, la peor de sus últimos 70 años, esta hermosa provincia de la República Argentina es tierra fértil para el River de Marcelo Gallardo. Un lugar en el que no sólo cosecha triunfos y títulos (dos Copa Argentina y la Supercopa a Boca), sino en el que se siente tan local como en Núñez. Porque es la gente de aquí la que riega con alegría y cariño el camino de este equipo que despidió el 2019 en el Malvinas Argentinas con otra copa y que, en el amanecer del 2020, en esa misma ciudad, puede cortarse solito en lo más alto de la Superliga, ese torneo que hasta acá se le hizo esquivo al Muñeco. 

Mirá también

​Fue una fiesta la llegada de River por los cientos de hinchas que aguardaban a Gallardo y compañía, pero también por las noticias que llegaban desde los distintos puntos del país. La caída de Lanús en Mar del Plata, el empate de Vélez contra Gimnasia en el Bosque y, como corolario, la derrota de Argentinos, todavía puntero junto al Millo, en Santa Fe. Todos rivales que podían superarlo pero mancaron, como bien anticipó el Muñeco que pasaría en su última conferencia de prensa. Todo (o casi, porque Central lo dio vuelta en la última y quedó a uno) a pedir del Millo. 

Puede decirse que la tierra del buen vino ya es una filial de River. Esta vez, el Hotel Diplomatic es el que actúa como sede para que los hinchas se congreguen y reciban al Muñeco y compañía en medio de una noche calurosa, efervescente. Otros, en cambio, optaron por hacer vigilia durante todo el día en las boleterías del estadio para quedarse con una de las 16 mil entradas que, aún picantes por sus valores (la más cara cuesta 3.000 pesos), valen la pena el sacrificio. Y claro, si cada vez que el equipo de MG aparece por esta zona el fútbol se transforma en un verdadero espectáculo. Porque no es casualidad que de las diez veces que River visitó suelo mendocino, siempre hubo goles, fiesta y triunfo. Sí, la efectividad del Millonario es del 100%, algo así como lo fue su puntería el fin de semana pasado en la visita a Independiente… Y ni hablar si a eso se le agrega que en el torneo doméstico ganó seis de los ocho partidos fuera de casa y nunca perdió.

Mirá también

El cariño sirve de combustible para este plantel, que tras la obtención de la última Copa Argentina en Mendoza pudo encaminar este 2020. Porque otra hubiese sido la historia si perdía con Central Córdoba y despedía el año con dos finales truncas en un abrir y cerrar de ojos. Seguramente, este presente optimista en la Superliga no habría existido: sin ambas copas, River tendría que haberse enfocado de lleno en disputar el repechaje de la próxima Libertadores… Pero lo dicho, este lugar oficia como una especie de talismán y entonces el horizonte se abre, se ilumina. Al punto que en esta noche de sábado Gallardo recupera a dos piezas clave en su idea, como lo son Martínez Quarta y Nico De La Cruz, y podrá decidir a gusto y piacere acerca de cómo le hará frente a un Godoy Cruz que es su antítesis: marcha último y si hoy terminara el torneo, sería el segundo equipo con peor promedio después de Patronato.

Mirá también

¿Mantendrá la línea de cinco en el fondo, con tres centrales y al incansable Casco volanteando por izquierda? ¿Y quién acompañará al Máquina Borré arriba? El Muñeco juega siempre al misterio aunque eso no signifique que le esté ganando la duda. Por el contrario, lo que intenta el DT más ganador de la historia de River es analizar las opciones, las variantes, y en base a eso decidir. Lo principal es que lo tendrá a Nacho Fernández renovado y a disposición, sin esa quinta amarilla fantasma que metió miedo en la semana… Como sea, el hincha sabe que si hoy el equipo mira el torneo doméstico con otros ojos es en gran parte gracias a su entrenador, el creador de esta maquinita de jugar. Por eso en Mendoza les dieron la mejor bienvenida a este River que nunca les falla y que esta vez llegó con un nuevo objetivo en la cabeza: cortarse en la punta y dar el primer paso para para saldar ese pagaré llamado Superliga. Vino dulce, sí…

Mirá también

El equipo probable: Armani; Montiel, Paulo Díaz, Martínez Quarta, Pinola, Casco; Nacho Fernández, Enzo Pérez, De La Cruz; Borré y Scocco o Suárez.

MENDOZA (ENVIADO).

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *