Valverde, de la patada a Morata frente al Aleti al gol agónico contra Barcelona

Le sienta bien la Supercopa a Federico Valverde. Sobre todo en las instancias decisivas. Allí donde a la mayoría se le hace complicado, el volante uruguayo se destaca de sobremanera. Ya lo había hecho en la final de la edición 2020, en aquel recordado partido contra el Atlético de Madrid, y ahora repitió en otro clásico, éste contra el Barcelona, al que eliminó con el gol que marcó en la prórroga y que metió en la final al Real Madrid.

Mirá también

Aquella vez contra el Aleti, Valverde tuvo una intervención clave sobre el cierre del alargue que valió nada menos que el título. El patadón que el uruguayo le metió a Alvaro Morata, quien había picado habilitado desde la mitad de la cancha y estaba listo para enfrentar a Courtois, le costó la expulsión, pero evitó que el equipo de Simeone dispusiera de una situación que bien pudo haberlo aventajado a minutos de el árbitro le bajara la persiana al partido. Se sacrificó y el Cholo, a pesar de la bronca, se lo reconoció: “Valverde ganó el partido en esa acción”, dijo el deté del Aleti después de que el Madrid se impusiera por 4-3 en los penales y se quedase con la copa.

Ahora no fue una patada lo que lo convirtió en héroe, sino el agónico gol que marcó en el octavo minuto del primer tiempo de la prórroga y que hizo que el Merengue sacara una ventaja definitiva en el clásico de semifinales frente al Barcelona, al que terminó venciendo por 3-2. 

Mirá también

“Es una felicidad increíble, el gol se lo dedico al grupo que me da fuerza, a mi mujer, a mi hijo, a mis padres. Me encuentro bien, sigo luchando para dar mi granito de arena al equipo. Dónde me toque voy a aportar lo mejor de mí“, dijo un emocionado Valverde después del partido. Y cerró sus declaraciones con un mensaje para propios y rivales: “Cuando el rival es el Barcelona siempre sabe más bonito ganar el partido”.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *