va por primera vez al banco

Pasó de la tribuna Miguel Santoro baja a cambiarse en el vestuario. Iván Marcone comenzó a cumplir su sueño. Y el de su toda su familia, integrada casi en su totalidad por fanáticos de Independiente.

En el partido anterior que el Rojo había disputado en condición de local frente a Talleres (1-0), el volante central de 31 años había estado en la popular alentando a quienes este lunes arengó desde adentro. Es que finalmente estuvo en el banco de suplentes y comenzó a probarse la camiseta con el dorsal 23, que quedó vacante ante la inminente salida de Domingo Blanco, quien quedará libre el 30 de junio.

Mirá también

“Soy un privilegiado des ser hincha de Independiente y estar acá. No son muchos los jugadores que tienen esa posibilidad. No me va a jugar en contra. Al contrario: me da tranquilidad y mucha felicidad. Esto es lo más lindo que me podía pasar”, comentó el Gordo, como lo apodan. El mediocampista, que llegó desde el Elche, firmó contrato hasta el 31 de diciembre de 2024.

Mirá también

Mirá también

La institución de Avellaneda deberá desembolsar 2.000.000 de dólares que comenzará a pagar el año que viene, en cuotas cada seis meses. “De chico me gustaba mirar videos de Marangoni, de Rubén Galván. El paladar negro de Independiente es el que me gusta. En esas épocas el club ganó todo. Sabemos que cuesta lleva tiempo. Hay que recuperar la identidad del pasado”, pidió Marcone.

Además contó que viene conversando con Eduardo Domínguez desde hace rato: “Sé que tengo que tratar de adaptarme rápido”.

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *