Un futbolista argentino contó que se agarró a piñas contra cinco dirigentes en Bolivia

El camino de los jugadores en las categorías del ascenso puede ser errante y complejo. Las desilusiones, los contratos que quedan truncos sin motivo claros, caerse y levantarse constantemente. De los miles de niños que se entrenan en Juveniles, sólo un pequeño puñado logra llegar a Primera División y aprender a convivir con la frustración se vuelve un nuevo ejercicio. Algo así ocurrió con Victoriano Frágola que ante el destrato de un club, terminó a las trompadas. 

Mirá también

El argentino defendió los colores de varios clubes, desde Canadian de Uruguay, hasta San José de Bolivia, pero en su paso por Always Ready la historia no fue para nada positiva. Es que el defensor no se sentía cómodo con el trato que le daba el club y desde la institución le habían informado que no sería tenido en cuenta. El salario no era bueno, la relación tampoco y la tensión crecía. “Fui a la sede porque ellos no se hacían cargo de mi situación y les pedí que aunquesea me sacaran un pasaje porque no estaba tan bien económicamente. Fui a buscar los pasajes de avión y cuando me estaba yendo me lo cruzo a Andrés”, contó el jugador en una entrevista con Agustín Suárez.

Mirá también

Andrés es Andrés Costa, quien ostenta el récord de ser uno de los presidentes más jóvenes ya que asumió al mando del conjunto de Bolivia a los 26 años, y fue ahí cuando se desató la gresca. ” Le pedí una explicación de por qué se habían comportado de esa forma conmigo , me sentía de alguna manera menospreciado porque quería una respuesta un poco más creíble. No ‘por el bajo rendimiento. Yo no me quedé callado porque no me gusta que me pasen por arriba”, agregó.

Mirá también

El actual jugador del B71 Sandoy ubicado en las Islas Feroe, contó: ” No fui a incitar a la violencia pero le dije las cosas como son. Sino piensan que pueden tratar a los jugadores como quieran, denigrarlos. Me tocó el orgullo, con respeto le dije que uno porque tenga poder económico no tiene derecho a tratar así”. La discusión fue escalando y lentamente el respeto fue desapareciendo y finalmente terminaron a las piñas. Aun así, Frágola recordó: “Pasó eso, eran cinco contra uno yo me defendí. Yo sólo sé que recibí y que di. No voy a mentir que si eran cinco… alguna me tenían que poner. Tampoco la voy a contar como que no me tocaron ninguna y se las emboqué a todos, pero me quedo tranquilo de que yo también di. Imaginate: pibe, buen estado físico, estaba entrenado, yo no me iba a quedar tampoco que me hagan de muñequito tipo bolsa de boxeo”.

A pesar de la bronca, aseguró que ya quedó en el olvido aquella situación y hoy milita en la Segunda D​ivisión y busca afianzarse en su nuevo equipo al que llegó a comienzos de este año. 

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *