“Trato de no volar mi cabeza”

Pensar que Boca no tenía un 9, pensar que revolvió cielo y tierra, que buscó a Cavani, a Silvio Romero, a Franco Di Santo, a Salomón Rondón, a Roger Martínez, a Miguel Borja, a Jonathan Calleri, a Guido Carrillo, y la lista sigue. Pensar que Boca no tenía un 9, y en ese lugar improvisó. A Carlos Tevez, a Norberto Briasco, hasta que la contratación de Nicolás Orsini (un nueve que no es nueve) terminó de hacer crisis hacia el final del ciclo de Russo.

Mirá también

Pero de golpe y porrazo, apareció Luis Vázquez. Y resultó que sí, que Boca tenía un 9. Invisibilizado en el ciclo Russo (jugó partidos marginales y nunca tuvo la confianza del DT), que solamente había que animarse a ponerlo y dejarlo crecer. Y así fue que el chico de 20 años, de Recreo, Santa Fe, no sólo cumplió con goles, sino que partido a partido fue mostrando un juego completo, las herramientas que hacen a un delantero top: porte, potencia, cabezazo, pero también técnica en espacios reducidos, visión de juego. Y gol, por supuesto, gol también.

Ayer hizo un poco de todo eso. Aunque no le fue fácil. Primero, porque pese a una gran jugada (pase de Almendra, ingreso al área a pura potencia, enganche fino), la puntada final se le fue muy alta. Y después, porque tuvo una segunda chance que también falló: gran combinación Almendra-Molinas, con pase fino del enganche y el toque con la punta del botín encontró al arquero Espínola bien parado para atorar.

Mirá también

En la tercera sí, finalmente, encontró el gol que en definitiva significó el triunfo de Boca, otro elemento que distingue a un delantero que hace goles importantes. Ayudado, claro, por un Almendra descomunal que asiste de lujo luego de salir con un sombrero, y una definición precisa. Y a cobrar.

Mirá también

“Que el equipo siga sumando de a tres me pone muy contento. Nos estamos sintiendo bien. Trato de seguir por este camino. Trato de no volar mi cabeza, estar tranquilo, demostrar en los partidos y en la semana en los entrenamientos, seguir sumando minutos y poder hacer más goles”, dijo el Bebi Vázquez. Y agregó: “La gente de Boca es única. Nos da el plus que necesitamos. El aliento de la gente nos ayuda muchísimo, siento el aprecio de ellos hacia nosotros, hacia todo el plantel, seguir aprovechando y sumando de a tres”.

Y eso que Vázquez, de buen inicio en el ciclo Sebastián Battaglia, vio como la experiencia de Nicolás Orsini le quitaba el puesto de titular. Pero luego de la lesión del ex Lanús en el superclásico, Vázquez dio un paso al frente y convirtió en tres partidos consecutivos: Lanús, Huracán y Godoy Cruz. Sí, tres de sus cinco goles en los últimos encuentros, para que quede claro que la búsqueda del nueve de Boca terminó.

El 9 de Boca, señores… Aunque juegue con la 38.

Mirá también

Los videos de los goles de Boca

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *