Tierras y dinero para los campeones de África

La locura es total. Desde el domingo, día en que Senegal consiguió coronarse campeón de la Copa Africa, en Dakar y en todo el territorio senegalés se vive una fiesta. La obtención del primer título de su historia revolucionó al país que tiene a Sadio Mané como máximo lider y referente. Tanto es así, que este miércoles el Presidente, Macky Sall, anunció que premiará a todos los integrantes del plantel con tierras y dinero.

El tweet de la Presidencia de Senegal.

El tweet de la Presidencia de Senegal.

Mirá también

Así lo confirmó a través de la cuenta oficial de Twitter de la Presidencia Senegalesa: “Los jugadores y el cuerpo técnico recibirán cada uno 50 millones de FCFA (unos 87 mil dólares), un terreno de 200 m2 en Dakar y un terreno de 500 m2 en Diamniadio”. Así mismo, comunicó su decisión de condecorarlos con la “Orden Nacional del León”, el reconocimiento más elevado del país que se otorga por contribuciones distinguidas tanto en lo civil como en lo militar.

El Presidente distinguió a los jugadores en una ceremonia llevada a cabo en el palacio presidencial senegalés: “Les encomendé una misión y volvieron con la copa. Este logro se lo deben a vuestras cualidades personales”, destacó Sall.

Mirá también

Fiesta, fiesta y más fiesta

El título obtenido el pasado domingo significó una verdadera revolución de felicidad en un país que no escapa a las malas condiciones de vida del continente africano. El lunes, cuando el plantel regresó al país una verdadera multitud se movilizó para recibir a los campeones. El Presidente decidió decretar feriado nacional para festejar: “¡Lo consiguieron! Hermoso momento de comunión y orgullo nacional. ¡Felicidades a nuestros héroes! Este lunes decreto feriado nacional para festejar la hazaña”, comunicó Sall.

Senegal rompió, por fin, su maleficio tras haber perdido dos finales anteriores de la Copa de África: cayó derrotado con Camerún en la edición de Mali en 2002 y, en la de Egipto de 2019, claudicó ante Argelia.

En las cercanías del aeropuerto, los hinchas hasta se subieron a andamios para poder ver a los futbolistas. Para lamentar: desbordes sociales y enfrentamientos con la policía. Hubo gente herida.

La gente copó la ciudad. (REUTERS)

La gente copó la ciudad. (REUTERS)

Mirá también

El partido

Ambos equipos jugaron la final de la misma manera que el resto de la Copa África. Ninguno quiso arriesgar cambiando lo que funcionó. Senegal fue mucho más protagonista y creó reiteradas ocasiones de gol, lastimando por las bandas gracias a su velocidad. Por otro lado, Egipto jugó más replegado esperando la oportunidad para que Mohamed Salah pudiera salir de contra, aunque la defensa senegalesa estuvo firme.

¿La más clara del tiempo reglamentario? Un cambio de frente encontró a Saliou Ciss, el lateral izquierdo de Senegal, que entró al área y encaró a Mohamed Abdelmonem. El arquero salió mal y cometió un penal innecesario cuando tan solo iban tres minutos. Gabaski, arquero suplente que fue héroe de Egipto en reiteradas ocasiones, impidió que Sadio Mané abriera el marcador. En la previa a la ejecución, Mo Salah se acercó al arquero para darle un consejo sobre el lanzamiento de su compañero del Liverpool. ¡Y funcionó!

Se definió desde los doce pasos, el final más dramático posible para el certamen, que dejó grandes partidos y dejo ver el buen nivel de algunas selecciones. En la definición por tiros desde el punto del penal, Mané le ganó el mano a mano a Salah y sacó a relucir su estirpe campeona: le dio a su país el último gol, que lo consagraría por primera vez en la historia como campeón de África, el primer título.

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *