“Tengo mucho que aprender, pero sueño con la Fórmula 1”

La bandera argentina flamea en lo alto del automovilismo mundial gracias a los cinco campeonatos del mundo de Juan Manuel Fangio, en la década del 50. Sin embargo, tras la salida de Carlos Reutemann (12 victorias y 45 podios hasta 1982), nunca más hubo festejos. Hace más de dos décadas que el país no tiene un representante en la categoría, cuando Gastón Mazzacane se subió a un Minardi y un Prost.

El último que estuvo cerca de dar el salto a la cita máxima fue Facundo Regalia cuando, en 2014, fue piloto de desarrollo de Force India. Ocho años después, brilla una nueva joya. Luego de ser campeón de la Fórmula 4 de España y correr en la Fórmula Regional Europea, Franco Colapinto integrará la parrilla de la Fórmula 3 con la escudería neerlandesa Van Amersfoort Racing (VAR).

Mirá también

Mirá también

A un mes de su estreno, el 18/3 en Bahrein, la promesa de 18 años charló con Olé sobre sus comienzos en el karting, las aspiraciones para este año y su sueño de poder subirse a un auto de Fórmula 1.

En 2019, Franco fue campeón de la F4 Española.

En 2019, Franco fue campeón de la F4 Española.

SUS COMIENZOS Y PASATIEMPOS

-¿Cómo llega un niño de Pilar a ocupar un asiento en Fórmula 3? ¿Cómo arrancaste en el automovilismo?

-Desde chiquito empecé en karting y fue un largo proceso, un largo camino. Corrí muchos años en Argentina, gané el campeonato de karting un par de veces y después me vine a Europa. Ahí empezó mi etapa en fórmula, al final del 2018. Probé un F4, corrí la última carrera del campeonato y tuve buenos resultados, por lo que cerramos con el equipo para la próxima temporada. La gente de Bullet Sport Managment, la empresa que me representa, me fue llevando por un camino muy bueno. El trabajo que hicieron para que pueda correr en Fórmula 3 fue impresionante y, por suerte, este año se nos dio.

-¿Venís de familia fierrera?

-Mi padre (NdeR: Anibal Colapinto) corría en Speedway, en autos y en motos. Después, se hizo cargo del JC Competición, en Turismo Carretera, equipo en el que corrieron Franco Girolami, Lucas Benamo, entre otros pilotos que conozco hace muchísimo tiempo. Ellos me fueron llevando a hacer alguna que otra pruebita en karting o me invitaban a sus carreras. Obviamente que vivir eso desde muy chico hizo que me fuera gustando el automovilismo. Así empecé.

El 19/3 debutará en la Fórmula 3, en Baréin.

El 19/3 debutará en la Fórmula 3, en Baréin.

-¿Cómo hiciste con el estudio una vez que te fuiste a Europa?

-Estudié en Argentina, pero por obvios motivos lo tuve que terminar a distancia. Cuando era chico fui a un colegio técnico, pero era muy complicado por el tiempo que conllevaba. Al tener tantas carreras, faltaba bastante a las clases. Ahora no me da el tiempo para estudiar en una universidad, pero estoy seguro de que, en algún momento, lo tendré que hacer. A veces tengo esos pensamientos…

-Y dentro de esos pensamientos, ¿qué te gustaría estudiar?

-Me gusta la ingeniería. Sé que lleva mucho trabajo y tiempo. Justo lo que no puedo dedicarle en este momento, je.

Mirá también

AUTOMOVILISMO Y VAR

-En el rendimiento de un piloto, ¿qué porcentaje de mérito tiene el auto y cuánto el piloto?

-El auto es sumamente importante. Con un equipo que no está a la altura, es muy difícil pelear el campeonato. Obviamente, al final, el piloto es el que maneja y el que puede sorprender o hacer cosas diferentes para sacarle ventaja al resto. No hay éxito con un equipo malo y un piloto bueno, ni con un equipo bueno y un piloto malo. Es un combo.

Los podios, una constante en la corta carrera de Franco.

Los podios, una constante en la corta carrera de Franco.

-Y en caso de que los monoplazas sean todos iguales, ¿en qué radica la diferencia entre pilotos? ¿El de mejor reflejos, el más osado, el más conservador?

-En Europa, al ser tan competitivo, entre un piloto bueno y otro no tan bueno, hay muy poca diferencia. Más allá del talento que tengan, los pilotos se diferencian por sus capacidades psicológicas; el saber manejar distintas situaciones a lo largo de un año. Desde mi punto de vista, lo mental es algo que no se toca mucho. Para mí, es de las cosas más importantes. Desde hace tiempo que trabajo con el psicólogo deportivo Gustavo Ruiz, quien me ayuda mucho en momentos difíciles. Hay que saber cómo utilizarlo y que te diga las cosas justas en el momento indicado como para seguir mejorando.

-¿Cómo llega Bullet Sport Managment a vos?

-En 2019, corriendo en la Fórmula 4, conocí a María Cartarineu Bullet, mi mánager. Ella me fue acompañando durante todos estos años, remarcándome esta idea de desarrollar mi carrera como una escalera, de a pasos. No haber hecho sólo fórmula me ha ayudado para este año y para el futuro porque me dio más kilómetros en un auto de carreras y me permitió conocer otros circuitos.

Mirá también

-¿Y la oportunidad de Van Aersfoort Racing?

-Tuvimos varias propuestas y VAR era uno de los equipos nuevos que mejor proyección tenía para los años siguientes. Desde el momento del acuerdo hasta el anuncio había que conseguir el presupuesto que faltaba y, por suerte, varias personas ayudaron a que se consiga. Firmar con ellos fue la decisión acertada. Es el primer año de ambos en la Fórmula 3. Mío y del equipo. Así que, con el paso de las carreras, veremos para qué estamos.

LA FÓRMULA 3

-¿Cómo te sentiste en los test de post temporada de Fórmula 3?

-Durante los tres días de pruebas estuve entre los cinco primeros. Demostramos estar a la altura con MP Motorsport, ya que estaba con ellos y no con VAR, con los que finalmente firmé. No sé si los resultados me sorprendieron porque conozco la pista en donde se corrió, la de Valencia, aunque tampoco tenía la expectativa de estar tan adelante. Esa es la verdad…

-¿Cuál creés que es la gran diferencia entre los autos con los que venías corriendo y este que te vas a subir en Fórmula 3?

-Comparado con el Fórmula Renault que manejé el año pasado, es un poco más avanzado en todos los aspectos. La diferencia más grande y más complicada, sin dudas, son los neumáticos. Su desgaste y saber administrarlo. Después, cada vez que vas subiendo de categoría, lo que incrementa es siempre lo mismo: la carga aerodinámica, la transferencia, la velocidad punta y demás.

-¿Y en cuanto a la competencia?

-En F-3 varía mucho el tiempo del entrenamiento. Es una sola sesión de media hora, en la cual podés hacer dos o tres vueltas rápidas, porque las gomas no te dan para más, y vas directo a clasificarte. Eso, sumado a los circuitos que uno no conoce, hace la diferencia entre un novato y uno que ya está asentado en la categoría.

Colapinto, durante los test de postemporada de F3

Colapinto, durante los test de postemporada de F3

-¿Cuáles son tus objetivos para este año?

-Andar lo mejor posible y tener buenos resultados. Obviamente, cuando vaya avanzando un poco el tiempo, esos objetivos cambiarán de acuerdo a los test. Tengo buenas expectativas de que puede ser un gran año para nosotros, aunque sé que tengo mucho por aprender todavía.

-¿Se han contactado desde el Ministerio de Turismo y Deporte para brindarte su apoyo?

-Hubo contactos con Bullet. Esperemos que en las próximas semanas se concrete algo. Si es así, estaré muy agradecido.

Mirá también

-¿Qué se podría hacer para que existan más proyectos como el tuyo?

-El país está en una situación demasiada complicada. Y siempre está bueno que se puedan apoyar a los deportistas argentinos. Por desgracia, hay muy pocos pilotos desarrollándose en el exterior y muchísimo talento en Argentina como para exportar. Sería bueno que se pueda hacer algo para que puedan venir a Europa. Lo que vale correr acá es una fortuna y más si se va subiendo de categoría. Yo sé que soy un privilegiado de poder estar en donde estoy, ayudado por mi grupo de representantes.

-¿Te genera presión saber que estás tan cerca y se deposita mucha confianza en vos?

-Trato de no generarme tanta presión ni ansiedad. Tomo como algo positivo el hecho de que haya mucha gente que está atrás apoyando y empujándome para que me vaya bien. Lo aprecio mucho y me da fuerzas para lo que viene.

LA FÓRMULA 1, UNO DE SUS SUEÑOS

-¿Sos de seguir la Fórmula 1?¿Qué pilotos te gustan?

-Siempre. Me gusta mucho Lewis Hamilton. También Max Verstappen. La realidad es que admiro a los dos, je. La experiencia que tiene Lewis hace que sobresalga del resto. Pero Max, siendo tan agresivo y habiendo sido campeón tan joven, tampoco se queda atrás. Definitivamente son superiores al resto.

-¿Cómo es ganar en Spielberg, en Monza, en Barcelona, pistas en donde corre la Fórmula 1?

– La verdad que ganar en cualquier lado se siente bastante parecido. Obviamente que es un plus ganar en Spa Francorchamps o en Monza, pero la gratitud y la emoción de llegar primero es la misma en todas las pistas.

Colapinto, girando en Monaco, uno de los circuitos emblemáticos.

Colapinto, girando en Monaco, uno de los circuitos emblemáticos.

-¿En cuál te sentís más cómodo?

-En Spa y en Monza me fue siempre bien. El Red Bull Ring de Austria también es una pista que me gusta.

-¿Cómo viste la definición del último campeonato entre ellos?

La mentalidad de Hamilton me pareció sobresaliente. Estuvo un paso adelante. Después, en la última carrera, algunos opinan que Max estuvo bien y otros piensan que estuvo mal. En un punto sentí que había algo que Verstappen no estaba haciendo bien, que no estaba siendo lícito como para definir un campeonato. Con el diario del lunes, estuvo bárbaro que hayan llegado tan apretados y tan parejos a la última carrera. Pero cada uno tiene su punto de vista…

Franco formó parte del equipo de Fernando Alonso en la F4 Española.

Franco formó parte del equipo de Fernando Alonso en la F4 Española.

-¿Tenés algún ídolo en la categoría?

Cuando era chiquito miraba muchos videos de Ayrton Senna y de Juan Manuel Fangio, dos sudamericanos que llegaron y tuvieron muy buenos resultados. Son los nombres que escuchaba antes de empezar a correr. Además, es admirable el esfuerzo que hacían por manejar y el peligro que corrían en esas épocas. Y, a pesar de todo eso, salían campeones.

-¿Qué tres sueños que tenés?

Correr en Fórmula 1 es mi sueño desde que era chico, desde que empecé en el automovilismo. Ése es el más importante de todos, el que más deseo tengo de cumplir. Otra cosa que me gustaría mucho es que el país en donde crecí, en donde pasé mis primeros 15 años, vuelva a ser lo que fue y se reponga de la crisis. Más que nada para poder vivir allá lo que estoy viviendo en Europa. Soy consciente de que no podría hacer lo que estoy haciendo si no estuviese en Europa y no está bueno. Ver a Europa como algo inalcanzable no es positivo para ninguna generación futura. Y, por último, si tengo buenos resultados en mi vida, me encantaría poder ayudar a otras personas. Ya sea gente que conozco o que no conozco. Si tengo la posibilidad y los recursos para hacerlo, lo haría.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *