TAS del Tercer Mundo – Olé


Las ilusiones duran poco. Para quienes pensaban que la Finalgate de la Libertadores ​2018 iba a encontrar respuestas a nivel del Primer Mundo europeo, apareció la decisión tardía y salomónica -tratando de que nadie se sienta totalmente herido- del TAS. En definitiva, el Tribunal terminó a la altura del papelón más grande del fútbol argentino. Porque cuando se cree que hay algo que está mal, siempre la realidad te mete un cachetazo de que todo puede ser peor.

Mirá también

¿Qué se hizo bien en toda esta historia? Seguridad, clubes, hinchas, dirigentes y hasta jugadores mostraron sus miserias en pos de un resultado deportivo. Que el partido más importante de la historia local se haya jugado en Madrid es la señal inequívoca del fracaso en todos los sentidos: culturales, sociales y deportivos. ¿Y económicos? Ahora bien, el fallo del TAS arranca mal desde el momento en que se tomó el tiempo que se tomó para comunicarlo. River ya jugó otra final y recién ahora definen. La falta de claridad del mismo laudo de 46 páginas tampoco ayuda. Si castiga a River, ¿por qué no le saca la Copa o es más explícito en su explicación? Si no lo castiga, ¿por qué sanciona?

Mirá también

Incluso, este tipo de fallos suelen servir para cerrar historias. Listo, se terminó el tema. Pero, ¿se imaginan cómo va a revivir esta polémica cuando los hinchas de River tengan que ver el arranque de esta Libertadores por televisión y en los siguientes partidos?

Mirá también

Boca se peleó con River o River se peleó con Boca. Los dos se enojaron con Conmebol pero fueron a Madrid. No hace ni falta cualificar las razones que esgrimió cada uno para defender posturas. La tardanza y poca claridad final del TAS concluye dejando una sensación de que no se hizo realmente justicia, A vos River te dejo la Copa, a vos Boca no te doy nada pero algo de razón tenías así que sanciono a tu rival. Un fallo a la altura tercermundista de todo lo que sucedió y se padeció en la final.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *