su increíble promedio y el oportunismo goleador

Llegó para ocupar lugar que había dejado vacío Rafael Santos Borré, el goleador histórico del ciclo de Marcelo Gallardo en River. Y no necesitó tiempo de adaptación para ocupar el rol del cafetero, que hizo 55 goles… Una vez que se sacó la camiseta de Defensa y se puso la del Millonario, la que soñó vestir desde que era un pibe, Braian Romero comenzó a pagar con goles. Y aunque ante Central Córdoba jugó sólo media hora, el punta de 30 años volvió a marcar y demostró su oportunismo goleador: quiso controlar la pelota y la terminó mandando a guardar en el arco de Rigamonti.

Por segundo partido en fila, Gallardo decidió mandar a Romero al banco. Suplente como ante Arsenal en el Monumental, Romero ingresó a los 15 minutos del segundo tiempo por Benjamín Rollheiser. Y aunque enseguida el Millonario se puso 2-0 con el tremendo bombazo de Julián Alvarez, el equipo del Muñeco comenzó a pasarla mal en el complemento… Llegó el descuento de penal Leonardo Sequeira y Franco Armani tuvo que ponerse, una vez más, el traje de héroe con varias tapadas clave. Fue ahí, sobre el final del partido, cuando el punta apareció y liquidó un encuentro bravísimo.

River festejó en Santiago (Fotobaires).

River festejó en Santiago (Fotobaires).

A los 40′ del ST, el ex Halcón recibió un centro de Agustín Palavecino. Su intención fue frenar la pelota con la derecha pero el control no fue bueno, la pelota le terminó rebotando en el pie y se fue larga. Pero el delantero tuvo fortuna: su defectuoso intento de matar la bocha, descolocó al arquero del Ferroviario. Así, por más que Rigamonti se estiró, no pudo tocar la pelota, que terminó dentro de la red…

El 3-1 en el Madre de Ciudades tuvo cierta similitud con el tanto de Romero ante Independiente por la fecha 10 de la Liga Profesional de Fútbol. No por la definición en sí sino por la suerte que tuvo el futbolista del Millo. Ante el Rojo, club por el que pasó, el punta ensayó un taco que acabó en remate con cara interna. Una carambola que sorprendió a Sebastián Sosa por la rosca que tomó, y que terminó entrando pegadita al palo derecho.

En total, el 19 disputó 17 partidos en su primer semestre y convirtió siete goles. Un promedio con el que va camino a superar al de Borré en su primera campaña en Núñez: el cafetero hizo 11 tantos en 38 partidos en la campaña 2017/18. Romero la metió cuatro veces por la LPF y cuando convirtió, River no perdió. Marcó ante Unión (4-0), Huracán (1-1), Vélez (2-0), Independiente (1-1) y Central Córdoba (3-1). Además, clavó un doblete ante Argentinos, otro club por el que pasó, en el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores.

Mirá también

El delantero llega afilado y con el olfato impecable de cara al superclásico con Boca. Esa será la primera vez que Romero, como jugador de River, esté en el Monumental con público en las tribunas, esas a las que iba de pibe. ¿Se ganará un lugar en el 11 inicial del Muñeco?

LO MEJOR DEL TRIUNFO DE RIVER

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *