“Soy un privilegiado de ser hincha de Independiente y estar acá”

Dos prácticas nomás tardó Iván Marcone para acercarse a un sueño de toda la vida: debutar en la Primera de Independiente. El volante central de 31 años firmó el sábado su contrato hasta el 31 de diciembre de 2024 y se convirtió en el primer refuerzo para Eduardo Domínguez en esta temporada. El DT lo citó para el partido de este lunes a las 21.30 ante Estudiantes. “Creo que ser hincha de la institución es un plus. Soy un privilegiado de ser hincha de Independiente y de estar acá. No son muchos los jugadores que tienen esa posibilidad. No me va a jugar en contra ni es una dificultad, al contrario. Me da mucha tranquilidad, felicidad. A un jugador, lo más lindo que le puede pasar es jugar en el club del cual es hincha”, dijo Marcone en conferencia de prensa.

Además de agradecer por el hecho de que se gestionó su habilitación, Marcone reconoció que ahora él tiene la pelota en los pies: “Tengo que tratar de adaptarme rápido y darle al equipo con lo que pueda ayudar para, primero, ganar hoy, que es lo más importante. Y después ir encontrando mi lugar y mis mejores sensaciones”.

Consultado sobre el momento del equipo, respondió: “Lo veo bien. Más allá de que contra Argentinos sufrimos una derrota, en las dos fechas anteriores lo hicimos muy bien. Es un nuevo proceso con Eduardo. Si bien estuvo en el torneo anterior, hay que mirar hacia adelante, a construir desde hoy, no cargar con cosas que no debemos. Confiamos en el plantel, en los jugadores, en el cuerpo técnico”.

Para el hombre al que el club lo recibió con un video especial, para quien habitó la popular en distintas épocas, este ciclo en Independiente es mucho más que un contrato. Es como un puente hacia el pasado. En la conferencia de prensa recalcó que es necesario recuperar la mística del pasado y recordó algunos jugadores que lo inspiraron cuando era chico.

“De chico me gustaba mirar videos de Marangoni, de Rubén Galván. El paladar negro de Independiente es el que me gusta. Ojalá se pueda hacer. Si bien el fútbol va cambiando es algo que a mí me encanta, que tiene que representar al club. Independiente ganó todo. Sabemos que cuesta lleva tiempo. Hay que recuperar la identidad del pasado“, pidió..

Otras frases de Marcone:

Sobre sus charlas con Domínguez: “Con Eduardo hablé antes de venir. Me mostró su interés, y yo mis ganas de estar acá. Y ahora tuvimos charlas de conocimiento. Me comentó cómo estaba el plantel y el club en lo deportivo. Con el tiempo iremos conociéndonos mucho más y trataré de darle todo lo que quiera de mí en el campo”.

Sobre su posición: “Soy un cinco más posicional. Pero hoy el juego se va diversificando. Creo que cualquier jugador puede adaptarse a pararse más al costado, de interno, de cinco o de doble cinco. Eso lo va viendo el entrenador, en función de lo que va viendo de cada futbolista.”.

La historia del fanático que cruzó el alambrado

Su cuna estaba adornada con un escudo de Independiente. Sus primeros regalos de cumpleaños fueron camisetas y pantalones del Rojo. La primera cancha a la que entró de la mano de su viejo fue la Doble Visera. Iván Marcone, quien creció mirando videos de otro hincha del club de Avellaneda como Fernando Redondo, era hasta ayer un simpatizante más. Sin embargo, a las 12.30, luego de almorzar, pasó por las oficinas del estadio Libertadores de América – Ricardo Bochini, situadas detrás de la tribuna Miguel Santoro y, después de saludar a Hugo Moyano, presidente del club, y Daniel Montenegro, asesor deportivo, estampó la rúbrica para cumplir el sueño de todos los que alguna vez pisaron las escaleras de esa popular que él transitó durante su infancia y adolescencia junto a sus seres queridos y amigos.

Mirá también

Después de entrenarse por la mañana y conocer a sus nuevos compañeros en el centro de alto rendimiento de Villa Domínico, el volante central de 31 años firmó su contrato hasta el 31 de diciembre de 2024 y se convirtió en el primer refuerzo para Eduardo Domínguez en esta temporada. No sólo llegará para ser una variante más en el medio, sino que el entrenador, los dirigentes y el Rolfi Montenegro están convencidos de que aportará el sentido de pertenencia que le falta a un plantel en el que no abundan líderes que tengan una fuerte conexión con la gente.

Iván Marcone, en la tribuna a la que solía ir como hincha: la Miguel Santoro baja. (Foto: Prensa Independiente)

Iván Marcone, en la tribuna a la que solía ir como hincha: la Miguel Santoro baja. (Foto: Prensa Independiente)

Marcone llega desde el Elche, donde disputó 55 partidos en dos temporadas y no terminó como titular. Su pasión por Independiente se vio reflejada varias veces en sus redes sociales, donde sus posteos con la casaca roja suelen ser habituales. Su amor es tan grande que, jugador siendo de Arsenal, Lanús y Boca concurrió varias veces a la tribuna Santoro baja a ver al club de sus amores cuando la agenda se lo permitió, ya que es socio, paga religiosamente su cuota y saca los bonos a través del sitio web del club, como uno más.

Mirá también

En 2017 incluso viajó a Río de Janeiro para presenciar la final de la Copa Sudamericana ante el Flamengo, en el Maracaná. En el último partido que el Rojo jugó de local, frente a Talleres (1-0), el Gordo, como lo apodan, estuvo en la popular. También había asistido al encuentro ante Ceará (0-2) , cuando el conjunto de Domínguez fue eliminado de la Sudamericana en la fase de grupos. Marcone recorrió ayer por primera vez el vestuario local y pisó el campo de juego luciendo la camiseta que siempre quiso vestir. Su dorsal será el 23, que quedará vacante ante la inminente partida de Domingo Blanco. Y además figurará en la lista de concentrados para el partido de este lunes contra Estudiantes, en Avellaneda.

Iván Marcone celebró la última Navidad con la camiseta del Rojo puesta.

Iván Marcone celebró la última Navidad con la camiseta del Rojo puesta.

Mirá también

Dueño de una amplia colección de casacas y artículos de merchandising de Independiente, el mediocampista cumplirá su sueño. “El mio y el de toda mi familia. Esto es lo más importante de mi carrera ”, comentó, visiblemente entusiasmado. El Rojo desembolsará 2.000.000 de dólares por su pase, monto que deberá comenzar a pagar el año que viene en cuotas cada seis meses. Marcone se bajará el salario en más de un 50% en relación a lo que ganaba en España, un gesto que ha sido muy valorado por los integrantes de la comisión directiva. De hecho, fue él quien tomó la iniciativa para concretar el pase cuando le pidió a su representante, Christian Bragarnik, que hiciese todo lo posible para exponer sus ganas de emprender la mudanza a Avellaneda.

Marcone tuvo que pelearla y mucho para jugar en el Rojo. Jorge Almirón, Ariel Holan, Sebastián Beccacece y Lucas Pusineri prefirieron incorporar a otros futbolistas cuando el Gordo había mostrado predisposición para ir al Rojo. El mediocampista comenzó a exponer sus ganas de sumarse en 2015 y las negativas no lo detuvieron en ningún momento. “Por más que se me presente o no esa posibilidad, yo voy a seguir yendo a alentar a Independiente siempre”, comentó a mediados del año pasado, cuando las frustraciones se acumulaban a pesar de sus múltiples intentos por incorporarse al equipo al que iba a ver desde que tiene uso de la razón. La pasión irrefrenable la heredó de su padre, un fanático de Ricardo Bochini. El volante tiene fotos con el Bocha que se tomó durante su infancia: fue su familia la que le contagió el idilio hacia el Maestro.

Viejos tiempos: Marcone y Bochini.

Viejos tiempos: Marcone y Bochini.

Mirá también

¿Cómo llega Marcone? En lo que va del año disputó ocho partidos en el Elche, de los que fue titular en apenas dos y nunca logró completar los 90 minutos. El último encuentro que jugó fue el 15 de mayo, ante el Celta de Vigo (1-0). Si bien se estuvo entrenando por su cuenta, deberá ponerse a punto en lo futbolístico y ganar ritmo. Los integrantes del cuerpo técnico comenzaron a evaluarlo ayer por la mañana.

Iván Marcone estuvo en la tribuna del Maracaná alentando a Independiente en 2017.

Iván Marcone estuvo en la tribuna del Maracaná alentando a Independiente en 2017.

El hincha alcanzó el anhelo de toda una vida: ahora estará del otro lado del alambrado, defendiendo los colores que su viejo le enseñó a querer cuando aún era un pibe que la rompía en los potreros de Sarandí.

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *