Simón, el crack silencioso que sorprende a River

Su personalidad parece ir de la mano con sus movimientos dentro del campo. Santiago Simón es de esos jugadores que no se arriman demasiado a los flashes, que les escapan a los lujos pero que a la vez son fundamentales para que el equipo pueda salir en todas las fotos. Un héroe sin capa pero con overol. Mientras en este River ya encontró su lugar en la derecha del mediocampo, en su vida anda siempre centrado: de perfil bajo, este muchacho de 19 años se volvió un futbolista preciado y necesario para Marcelo Gallardo. Un volante/extremo versátil, funcional a una idea y artífice necesario para que otros -como Julián Álvarez, cumpa de Selección- transformen las jugadas que él genera en gol. ¡Santísimon tú eres!

Mirá también

Cada partido que pasa desmiente a su DNI y sobre todo reafirma lo que tanto le destacó el entrenador cuando le empezó a dar rodaje en 2021, el año de su explosión. Además de haber confesado que “es un jugador que me encanta”, el Muñeco se enamoró de ese pase al ras, de esa ejecución de billar que sirve para que el receptor gane un tiempo y que el control pueda ser orientado al instante. Una capacidad innata pero que empezó a pulir y a internalizar en su paso por la Sub 17 de la mano de Pablito Aimar, otro 10 made in River como MG, que ahora disfruta de sus bondades. Porque esa facilidad en la descarga le permite a Simón tener cinco asistencias -la última, el pase servido para el grito de Robert Rojas- en sus 28 partidos disputados en Primera, una marca más que interesante. Y auspiciosa.

Si bien se trata de un volante con características ofensivas, su fuerte no es la definición -aún no convirtió- sino el entendimiento del juego: recuperar y tocar, cortar y buscar el espacio para la descarga. Siempre con criterio, con lógica rupturista para generar alternativas en ofensiva.

Mirá también

En Santa Fe le costó encontrarse como interno por derecha al lado de Juanfer Quintero, aunque después volvió a jugar recostado por la banda y no falló. De hecho, sus números hablan por sí solos: en los tres partidos de la Copa de la LPF tuvo un 71,6% en precisión de pases y un 70,8% fueron completados en campo rival. Y además de explotar su inteligencia en la fase ofensiva, también le da una mano al Sicario en el retroceso: completó ocho recuperaciones en este amanecer de 2022, el cual arrancó renovando su vínculo hasta diciembre de 2024 y fijando una cláusula de salida de 20 millones de dólares.

Mirá también

No por nada logró instalarse y afianzarse en una zona de volantes repleta de buen pie y jerarquía, algo que a su vez le abrió las puertas a una Selección poblada de figuras mundiales y en donde ya le empiezan a hacer un lugarcito en la proyección post Qatar que ya imaginaLionelScaloni. Sí, Simón es un crack pero silencioso.

Mirá también

La sociedad de lujo Simón-Julián

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *