Simeone, de la emoción por la clasificación al futbolista que jugó “con la cara rota”

El Cholo Simeone lo hizo de nuevo. El entrenador argentino y su Atlético Madrid consiguieron la clasificación a los octavos de la Champions League después de conseguir un triunfazo ante Porto en Portugal y el DT no pudo ocultar su alegría en conferencia de prensa.

Mirá también

Mirá también

“Son 10 años aquí y el equipo me termina emocionando cada vez más”, dijo el ex entrenador de River, Racing y Estudiantes. Y develó la particular lesión con la que jugó uno de sus futbolistas: “Hoy le tocó jugar a Vrsaljko con la cara rota todo el partido, lo había hecho en pretemporada y sabíamos que lo haría bien. Todo el equipo se involucró para trabajar y jugar con el corazón”.

“Hay que mejorar, pero este es el camino”, expresó también el DT del Colchonero, que venía de una dura derrota ante Mallorca por la Liga y que había quedado en el ojo de la tormenta de las críticas.

Mirá también

Mirá también

“Es normal que la gente nos exija. Nos tienen que exigir, somos el Atlético Madrid”, señaló el Cholo. Pero también dejó en claro que esa derrota fue la que tocó las fibras íntimas del equipo: “Eso nos provocó, nos rebela, como dije tras el partido con Mallorca”. Incluso, se aferró a sus estandartes: “Nosotros somos eso, competir, darlo todo y jugar con inteligencia”.

Mirá también

Mirá también

Sobre lo que fue el duelo en Portugal, afirmó que “los dos equipos hicimos un partido similar, con juego en largo, pero fue un partido típico de Champions ante un gran equipo y que tuvo de todo: expulsiones, ventaja, fútbol. Fue muy lindo”. Mientras que no dejó de destacar a los que ingresaron en el ST, sobre todo, a Angelito Correa: “Entraron para hacer lo que hicieron. Sabíamos que con el gol, el partido nos iba a dar oportunidades y en eso Correa es un especialista”.

Para cerrar, el Cholo mostró su conformidad por esta primera etapa de UCL: “Teníamos uno de los grupos más complicados, el Liverpool era el mejor pero nosotros éramos el mejor de los otros tres”.

Mirá también

Mirá también

Mirá también

Mirá también

EL TRIUNFO DEL ATLÉTICO

Increible pero real, todo lo que tenía que pasar para que el Atlético de Madrid se clasificara a los octavos de final de la UEFA Champions League se dio. Los del Cholo Simeone cumplieron su tarea y le ganaron 3-1 al Porto en Portugal gracias a los tantos de Antoine Griezmann, Ángel Correa y Rodrigo De Paul. Pero nada de eso hubiese servido si el Milan, que había arrancado ganando, se imponía ante el Liverpool, que lo dio vuelta dos a uno en Italia.

En lineas generales no fue un partido muy vistoso, a ambos equipos se los notaba muy nerviosos desde el arranque porque los dos estaban quedándose afuera de la siguiente fase y nunca pudieron asentarse del todo en la cancha. Aunque, claro, eso benefició al Aleti, que encontró casi accidentalmente el primer gol.

El Atlético de Madrid tuvo personalidad para reponerse de un golpe: la lesión de Luis Suárez, a los 14 minutos, que fue reemplazado por Cunha.

Durante el primer tiempo, entre pelotazo y pelotazo, no hubo más que alguna que otra atajada impresionante de Jan Oblak y de Diogo Costa. Griezmann tuvo la suya pero no llegó a impactar la redonda y se le terminó escapando la chance de poner arriba a su equipo.

En la segunda mitad, el funcionamiento no cambió y el juego tampoco. Lo que sí sufrió una transformación fue el tanteador, ya que a los 7’, el francés ex Barcelona se encontró con la pelota casi abajo del arco tras un rebote en un defensor del Porto y la mandó al fondo de la red de pura casualidad, tras un corner.

Después del tanto el partido se apagó, pero una tangana digna de un partido de Copa Libertadores. A los 21’ se fue expulsado Carrasco en el visitante por una especie de gancho a su rival y a los 23’ la historia se repetiría con Wendell, quien le metió un codazo a Correa y se tuvo que ir a las duchas. Esto desató el caos total en el Estadio Do Dragao.

Cuando todo parecía liquidado, los españoles armaron una contra letal y apareció Ángel Correa para poner el 2-0 a los 44’. El argentino la agarró casi en mitad de cancha y cuando quedó mano a mano con el arquero definió de una manera exquisita. Apenas dos minutos más tarde, apareció su compatriota Rodrigo de Paul, quien liquidó el asunto y puso el 3-0 parcial tras otra situación bastante fortuita.

Por último, a los 51′, Sérgio Oliveira aprovechó el penal a favor que tuvo el Porto y lo cambió por gol, aunque poco sirvió ya que su equipo terminó perdiendo 3-1 y quedó eliminado. ¿El premio consuelo para los portugueses? Se clasificaron a la Europa League y el que terminó afuera de todo fue el Milan de Zlatan, increíble.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *