Serenidad, otra vez

Si se me permite, creo que River entró en un bajón futbolístico. Se vio claramente contra Talleres, se notó también contra Atlético, pero ya se venía olfateando en el partido contra Argentinos. No quiere decir esto que sea algo insalvable ni mucho menos que este equipo no pueda revertir este momento en apenas un rato. Tampoco significa que esté jugando horrible ni mucho menos. Nos está costando abrir defensas con la precisión de hace un tiempito nomás. Eso lo notamos todos, no miremos para otro lado.

Mirá también

Y la muestra de que esto es así son las caras de Gallardo. Es un tipo que habla con sus gestos y contra eso no hay nada que hacer.Y en todo esto hay algo recurrente: nos llegan poco y nada pero nos convierten con facilidad. A eso suma que dos de las principales posibilidades de recambio -Barco y en mayor medida Juanfer- estan out por lesiones.

Mirá también

En ese contexto tenemos que salir a pelear la clasificación en la liga local y en la Copa. Para colmo, sin Enzo Pérez casi con seguridad. Se complicó la cosa. Hay que apelar más que nunca a una de las últimas frases conceptuales que nos dejó el Muñeco: serenidad. No queda otra. Este equipo se agranda en las malas. Y estamos en una mala. A no caerse del mate.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *