Seamos un “Work Team”

Dos cosas les dejó en claro Unión a los hinchas de River y al fútbol argentino en este debut. La primera es que para los demás equipos en 2022 el “partido del año” será cuando enfrenten al equipo de Gallardo. Es más, todos nos jugarán como si se tratara de la final de la Copa Libertadores ante su clásico rival, es decir el hito más importante al que puedan aspirar.

Mirá también

Quedó clarísimo a través de la intensidad, la concentración y el nivel supremo de esfuerzo que pusieron los jugadores tatengues en cada pelota. Lo segundo es que vamos a tener que ajustar las marcas en el retroceso y en la línea de cuatro, porque defendiendo así el peligro de recibir goles estará demasiado presente cada domingo.

Gallardo sobre la derrota y Pitana

Mirá también

Fue el arranque del torneo, eso está claro. Y falta tiempo para ajustar todas esas cuestiones, desde ya. Pero cuando las cosas no nos salen de mitad de cancha hacia adelante, el padecimiento lo vamos a sentir. Para contrarrestar eso habrá que pelarse el traste más que nunca.

Que esta piña recibida tan tempranito haga que nos saquemos de la cabeza lo que muchos están intentando instalar: River es un “Dream Team”. No es así. Me quedo con una idea que en la semana tiro en sus redes Fabián De Cesare, un periodista que cubre River y que entiende de River: seamos un “Work Team”, metámosle más laburo, más pelea y más humildad, ni más ni menos que la vieja fórmula que tantas alegrías nos dio. Si Juanfer no anda bien, saldrá por uno que nos dé respuestas. Lo mismo con quien sea que tenga una mala tarde.

Esto recién empieza, es largo y otra vez se repitió una máxima de la era Gallardo: nos cuestan los arranques. Lo que viene deberá ser con concentración y guardia alta, mucho más después del penal ridículo que nos cobró el inefable Pitana y la manera abusiva en que le perdonó la expulsión de Brítez tras una plancha a Pochettino. El equipo va a aparecer más temprano que tarde y creo que finalmente se impondrá en la mayoría de los partidos. Tenemos con qué hacerlo.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *