Se Pusi en alerta – Olé


No sabe con qué plantel va a contar de acá a diez días. Y eso le genera incertidumbre. Lucas Pusineri está algo preocupado. Hay jugadores que podrían partir en cualquier momento. Se trata de futbolistas que completaron la pretemporada y todavía no tienen claro qué será de su futuro. El técnico se reunió con el secretario general de la institución, Héctor Maldonado, para interiorizarse acerca de cuáles son las necesidades económicas del club y quiénes podrían marcharse para reducir el presupuesto y equilibrar un poco las finanzas. Pusi también pidió reforzar algunas posiciones.

Mirá también

El 2 de enero, cuando Independiente comenzó la pretemporada, el principal foco de preocupación del entrenador giraba en torno a la posibilidad de empezar la competencia con un grupo y sufrir bajas importantes en el camino. Es por eso que mantuvo conversaciones individuales para saber cuáles eran las pretensiones de cada jugador. El panorama cambió. Pablo Pérez podría emigrar a España. Hace apenas 19 días dijo que quería cambiar su imagen en el Rojo, pero su representante, Jorge Bilicich, viajó a Europa para buscarle ofertas. El volante también ha recibido llamados de Newell’s, club que no puede hacerse cargo de su sueldo. No es el único que tiene chances de marcharse. Gastón Silva fue sondeado por DC United y Rayados de Monterrey. Y si llega alguna oferta concreta el Rojo podría desprenderse de él ya que tiene un salario elevado.

Mirá también

Cristian Chávez es otro que podría marcharse. Gustavo Coleoni ya lo llamó para intentar llevárselo a préstamo a Central Córdoba de Santiago del Estero. Al delantero de 32 años también lo quiere Aldosivi, club al que Independiente aún le debe dinero de su transferencia, Además, Newell’s y Central están interesados en Sebastián Palacios, quien podría ser cedido.

Mirá también

El principal pedido de Pusineri es reforzar la mitad de la cancha. El técnico quiere un volante mixto. No sabe qué va a pasar con Pérez, Pablo Hernández se está recuperando de una rotura de ligamentos y reaparecerá recién a fines de marzo, mientras que Carlos Benavídez se encuentra en el Preolímpico con la selección de Uruguay.

El entrenador también pretende un central, ya que tras la partida de Nicolás Figal a Inter de Miami tiene pocas variantes para conformar la zaga: quedaron Alan Franco, Alexander Barboza, Silva (su futuro es incierto) y el juvenil Sergio Barreto. Además pidió un delantero. E insistirá aún más para que le traigan a un atacante si se va el Negro Chávez. La mayoría de los nombres por ahora no trascendieron. Se supo que el uruguayo Emanuel Gularte, de Montevideo Wanderers, es el plan principal para reforzar la defensa, pero el club no tiene cupos para extranjeros disponibles. El Rojo se viene manejando con hermetismo. Y el único que leyó la lista que dejó Pusineri es Pablo Moyano.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *