Se fue del Barsa el que contrató a Messi


El 14 de diciembre del 2000 se cumplirán 20 años de un hecho histórico del deporte y que sin dudas cambió la historia del club Barcelona: Carles Rexach, en ese entonces secretario deportivo del club, firmó en una servilleta un compromiso para contratar a un joven Lionel Messi. Ese papel sirvió luego como documento oficial y Leo y su familia volvieron a España para radicarse allí. Hoy, casi 20 años después y luego de toda una vida vinculada al conjunto culé, Rexach decidió irse de la institución.

Mirá también

“No le voy a dar a nadie el gusto de decir que me echa o a alguien el gusto de escuchar que me han echado, porque yo acabo contrato en diciembre y además, como le dije a Bartomeu, yo sólo iba a estar mientras él estuviese. Y como ya no está, pues me doy como que tampoco yo sigo”, aclaró el propio Rexach al diario Mundo Deportivo como para desmentir que haya sido despedido por la dirigencia interina que comanda el club tras la renuncia de Josep Maria Bartomeu.

Mirá también

Rexach, que fue jugador y entrenador del Barcelona y estuvo ligado al club durante 60 años, fue importante en los primeros años de carrera de Messi en La Masia. Primero, al firmar esa famosa servilleta en nombre del club y que fue entregada a Horacio Gaggioli, uno de los encargados de intermediar entre Leo y el Barsa.

Mirá también

“En Barcelona, a 14 de diciembre del 2000 y en presencia de los Sres. Minguella y Horacio Carlos Rexach Secretario Técnico del F.C.B. se compromete bajo su responsabilidad y a pesar de algunas opiniones en contra a fichar al jugador Lionel Messi siempre y cuando nos mantengamos en las cantidades acordadas”. Dicho papel fue firmado por Rexach, Minguella y Gaggioli. Poco después, el propio Gaggioli y Rexach dieron validez oficial a ese documento ante un notario y los Messi comenzaron a preparar las valijas en Rosario rumbo a Barcelona, donde había estado dos meses antes para una prueba. ¿La servilleta? Hoy está en poder de Gaggioli, que vive en Andorra y la tiene guardada en una caja fuerte en una caja fuerte del banco Crèdit Andorrà.

Mirá también

“Ahora es fácil porque es demasiado evidente su superioridad, pero cuando lo vi me dije: ‘Este tío es un fenómeno’, y lo primero que pensé es que si no le pasaba nada raro, que no se volviera loco, que no tuviera un accidente, que creciera en estatura, tenía que llegar muy lejos”, recordó Rexach, años después, la primera vez que vio jugar a Leo.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *