Scime: “El problema en Sudamérica es la formación de los árbitros VAR” –



El VAR en Sudamrica y las miradas de rferis y ex jueves sobre su implementacin

Miguel Scime cuestionó este viernes la “formación” de los encargados del sistema de videoarbitraje VAR en la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) porque, afirmó, “los obligan a meterse” en jugadas “innecesarias” y lo usan para “buscar a la hormiga y no al elefante”.

“El problema en Sudamérica es la formación de los árbitros VAR, a los que obligan a meterse en jugadas innecesarias y que son potestad del que está en el campo de juego. Venimos teniendo los mismos problemas desde la rápida aplicación en el 2016”, le comentó Scime a durante una charla telefónica.

El exárbitro se desempeña actualmente como asesor de la Federación Internacional de Fútbol Asociados (FIFA) y Director de la Escuela de Árbitros de Fútbol (IAF), y antes ocupó el cargo de Director de Arbitraje en la AFA y fue parte de la Comisión Árbitros de Conmebol.

“Algo está fallando claramente. Y te digo, la mayoría de los árbitros en privado te dice ‘nos piden intervención’ pero no están para nada cómodos con la forma. La tecnología tampoco es la mejor, a diferencia de cuando se usó en el Mundial de Rusia 2018 y la que se aplica en Europa para las competiciones”, detalló.

“Para el Mundial se tomaron 2.000 árbitros del mundo y se los llevó a capacitaciones específicas. De ahí, solamente quedaron 13 y con cámaras a la altura de la obligación e instrucciones claras: falta adentro o afuera, offside claros, juego brusco no observado por el árbitro de campo y la no intromisión en cuestiones subjetivas, como si es roja o amarilla”, rememoró.

El VAR volvió al centro de la polémica tras los fallos en los partidos de Bahía (Brasil)-Defensa y Justicia, por la ida de los cuartos de final de la Sudamericana, y en River-Nacional (Uruguay), por la misma instancia en la Libertadores, y en Boca-Inter (Brasil), por los octavos también de ese certamen internacional.

De hecho, Scime apuntó contra el brasileño Wilson Seneme, quien encabeza ahora la Comisión de Árbitros de la Confederación Sudamericana de Fútbol, porque fue el que “modificó la idea inicial del VAR” en el continente.

“El pedido en 2015, cuando nos avisaron que vendría, era otro. Su forma de concebir el arbitraje es esta y trae problemas continuos. Si no, nadie me llamaría a mí o al resto para que opinemos”, comentó.

Sin embargo, Scime se mostró a favor de la implementación de esta herramienta porque “la tecnología ayuda y mucho” pero señaló que el problema es que lo usan para “buscar a la hormiga y no al elefante”.

“Los árbitros no son el problema, hay una cuestión también de limitaciones de las cámaras que tenemos acá. Entonces, tenés cámaras que si las ves parece offside o habilitado el mismo jugador, dependiendo del plano con el que lo mirás”, reconoció.

Y de hecho, el excolegiado reiteró que esta semana no se le dio un gol a Vélez ante la Universidad Católica, por la Sudamericana, porque “no está el chip” específico que determina si una pelota ingresó o no.

Scime pone la lupa sobre el VAR en Sudamrica (foto archivo)

“Después dicen que no funcionaba justo en ese momento, pero lo cierto es que no lo tenemos en Sudamérica”, exclamó.

Además, sobre las cuestiones atendibles de esta semana, Scime reafirmó que hay momentos puntuales en el que el línea “saca una foto” de una jugada cuando siente “el golpe del balón” y que el VAR tiene que “ayudar cuando es un error claro, no cuando hay un milímetro de diferencia”.

“Anoche a River le anularon un gol y le dieron otro. A mí me resulta imposible verlo desde una cámara. Son mínimos. Ahí tiene que prevalecer lo que cobró el línea de campo”, dijo.

“Después, el VAR no avisó que en el primer penal hay un contacto lícito”, se explayó sobre el foul sancionado de Agustín Oliveros sobre Matías Suárez, a los 39 minutos del primer tiempo, y que el colombiano Rafael Santos Borré falló. El árbitro del partido fue su compatriota Andrés Rojas.

Y sobre el segundo penal sancionado, por la intervención del VAR, aseguró que “estuvo bien porque amplió el volumen” el futbolista Mathías Laborda pero el problema también ahí, como en la jugada del gol de Bruno Zuculini “fue el tiempo perdido en la determinación de las sanciones”.

Por otro lado, Scime repitió que la herramienta “bien aplicada como en Europa evita papelones y te limita a errores humanos mínimos”.

Al analizar las polémicas de Boca, afirmó que “no expulsaron” al futbolista brasileño que le entró con “violencia desmedida a Carlos Tevez” y en una jugada similar sí lo hicieron de manera “correcta” con el futbolista “xeneize” Agustín Obando, que vio la roja sobre el final por parte del árbitro chileno Roberto Tobar.



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *